Cruz Azul y las prisas de un fichaje

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 31 (EL UNIVERSAL).- El fallido fichaje del brasileño Paulinho Bóia a días del cierre de mercado volvió a sembrar la duda de si el Cruz Azul cuenta con el arsenal para competir por un trofeo que se le niega desde hace 22 años.

La respuesta está inmersa en las acciones que ha emprendido la cúpula del club, al ir en busca de una contratación emergente. "Si tenemos la oportunidad de que se incorpore alguien más, lo haremos", advirtió Robert Dante Siboldi, director técnico celeste. "Jaime [Ordiales] trabaja en eso", añadió.

La expectativa que han levantado —y los escasos resultados entregados por— la mayoría de las recientes adquisiciones de La Máquina ponen en tela de juicio la calidad de quien, en el transcurso de este día, pueda ser anunciado como refuerzo, resultante de una visoría con prisa y una negociación corta. Y en caso de que no se concrete una llegada, Edgar Méndez se perfila para ocupar ese lugar, por lo menos en el discurso del "equipo completo".

De acuerdo con el estratega uruguayo, el delantero español está contemplado para conformar el plantel cementero durante el Clausura 2020.

Qué leer a continuación