Cruz Azul, el "centro de rehabilitación" de indisciplinados de Chivas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 30 (EL UNIVERSAL).- Si se confirma la contratación de Alexis Peña por parte de Cruz Azul, el conjunto cementero volvería a actuar como el "centro de rehabilitación" de las Chivas.

Peña llegaría a la Máquina para cubrir la falta de un defensa central, pero también arribaría con el estigma de haber sido despedido del Rebaño Sagrado por indisciplina, por estar presente en una fiesta en la cual Dieter Villalpando fue acusado de presunto abuso sexual.

La misión del club de La Máquina sería meterlo al redil, como ya se intentó con otros dos jugadores provenientes del Guadalajara.

MARCO FABIÁN

Marco Jhonfai Fabián de la Mora, llegó a Cruz Azul en el 2014, después de varios escándalos en Guadalajara. Famosas eran las fiestas del volante en lujosos fraccionamientos que motivaban a que sus vecinos llamaran a las autoridades y por consecuencia esto se notará en su rendimiento en la cancha.

Con los cementeros, Fabián se revaluó y le alcanzó para ir a la Copa del Mundo de Brasil, volvió a las Chivas y se fue al Eintrach Frankfurt de Alemania.

CARLOS PEÑA

El Gullit, Carlos Peña, fue contratado por Chivas, de ahí se fue a Europa a jugar con el Rangers de Escocia, y regresó a Cruz Azul, con el objetivo de realzar su carrera. Lamentablemente en esta ocasión la apuesta no le resultó a los cementeros. Los problemas con el alcohol del talentoso volante le impidieron brillar. Apenas jugó diez partidos, no marcó y fue despedido a mitad del Clausura 2018 después de un escándalo en el hotel de concentración de la Máquina.