Cruz Azul, arropado por gente de Pachuca, despreciado por la CDMX

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- La salida de la Máquina al estadio Hidalgo para el juego contra el Pachuca fue aclamada por cerca de 60 fanáticos

Cruz Azul es candil de la calle. Mientras en la ciudad de México los aficionados solo insultan a los jugadores cementeros, en provincia los acogen de buena forma.

La salida de la Máquina al estadio Hidalgo para el juego contra el Pachuca fue aclamada por cerca de 60 fanáticos que en vez de reclamar e insultar, dieron ánimo a un equipo que lleva mucho tiempo de capa caída.

El primero en salir fue Jesús Corona, quien se detuvo a dar autógrafos, y tomarse fotos. Junto con el capitán salió Julio César Domínguez que igual recibió palabras de aliento. "Creemos en ustedes, es una mala racha, este es el bueno", gritaba alguno, mientras otros se reían.

Juan Reynoso, técnico cementero se detuvo brevemente para recibir gritos de "Eres leyenda", pero también otros como los de "Ponlos a trabajar".

Pasaron gente como Rafael Baca, Adrián Aldrete, Juan Escobar, Elías Hernández al que le dijeron, "sólo es una mala racha" y al portero suplente Sebastián Jurado le señalaron: "Nones tu culpa", por la eliminación en el torneo pasado.

El que se robó la noche fue Óscar Pérez quien fue el más pedido por los aficionados.

La gente de Pachuca arropó a Cruz Azul, ni hay que olvidar que el equipo surgió de este Estado, que no de esta ciudad.

Se acabó el Tuzo Pasillo. En Pachuca hay semáforo sanitario color rojo, lo que significa que la gente solo debe de salir para lo necesario, solo a trabajar, comprar víveres y al médico.

Parece que esto se ha entendido.

El famoso Tuzo Pasilla, el minifestival que realizaba la Barra Ultratuza para vez que llegaba el equipo al estadio Hidalgo para jugar, ya no se hizo.

Ese pasillo era una fuente de infección, con gente saltando, lanzando fuegos artificiales, gritando, abrazándose, portando algunos cubrebocas, mal colocados, otros no.

La misma policía que llegaba con el camión de los Tuzos no decía nada.

Ahora ya no fue así, los camiones de Cruz Azul y Pachuca llegaron y apenas cinco personas fueron las que estuvieron presentes en la puerta del estadio.

El estado de Hidalgo tiene un total de 30,319 casos detectados y 4,317 muertes. Este día se sumaron 234 y 16 casos respectivamente.