Cristina Gutiérrez sufre para terminar la etapa 7 y Esteve se queda sin acabarla

Agencia EFE

Wadi Al Dawasir (Arabia Saudí), 13 ene (EFE).- Los pilotos españoles Isidre Esteve y Cristina Gutiérrez sufrieron graves averías durante la séptima etapa del Dakar, lo que provocó que el catalán no pudiese llegar a la meta y que la burgalesa sufriese más de la cuenta.

Esteve se quedó sin turbo a la altura del kilómetro 150, por lo que se vio obligado a detenerse 8 kilómetros después y fue el inicio de una "auténtica odisea", según lo definió el piloto.

El ilerdense y su copiloto Txema Villalobos tardaron ocho horas e recorrer los siguientes cien kilómetros y, ya caída la noche, la organización les aconsejó no continuar porque se encontrarían con dunas complicadas, imposibles de pasar en tales circunstancias.

"Hemos esperado a los camiones de asistencia rápida del equipo y han intentado remolcarnos, pero era muy complicado porque la arena estaba muy blanda y hemos tenido muchos problemas: eslingas rotas, pinchazos, enganchadas de los camiones en la arena...", narró Esteve.

A la altura del kilómetro 259, cuando todavía no llegaban a la mitad de la etapa, optaron por dirigirse por carretera al campamento para reparar la avería, dormir un poco y tomar la salida en la etapa de este lunes.

Sin embargo, la organización luego le informó a Esteve de que ya no podría reengancharse a la carrera porque su salida de la etapa era considerado un abandono.

El piloto no tomó finalmente la salida de la octava etapa y está pidiendo a la organización de la carrera reengancharse a la carrera en la novena etapa dentro de la categoría "Dakar Experience", donde están los pilotos que han abandonado la carrera oficial pero quieren completar el recorrido del rally.

Por su parte, Gutiérrez tuvo que afrontar la rotura del cardán trasero, lo que hizo que su coche se quedara únicamente con tracción delantera.

"Dado que la etapa estaba compuesta mayoritariamente por dunas, la dificultad para superarla ha sido máxima. Hemos tenido que esperar hasta que llegara el camión de asistencia para darnos la pieza, reparar y luego continuar", contó Gutiérrez.

La burgalesa contó que tuvo que hacer los últimos 260 kilómetros de la etapa de noche y en medio de las dunas, algo que se le hizo muy complicado.

"La lectura positiva es que seguimos aquí y que vamos a superar la dureza de esta jornada tanto en lo deportivo como en el apartado más personal", dijo Gutiérrez en referencia a la muerte del piloto portugués de motos Paulo Gonçalves (Hero) por un grave accidente a la altura del kilómetro 276.

La séptima etapa del Dakar se desarrolló entre Riad y Wadi Al Dawasir (Arabia Saudí) y tuvo el tramo cronometrado más largo de todo el rally, con 546 kilómetros.

En total el Dakar 2020 tiene un recorrido de casi 8.000 kilómetros, de los que más de 5.000 son cronometrados, con doce etapas del 5 al 17 de enero que comenzaron en Yeda y terminarán en Qiddiya, una gran ciudad de ocio que se construye a las afueras de Riad.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación