Cristiano Ronaldo recargado: después de la cuarentena por Covid, volvió a Juventus y al minuto festejó su gol

LA NACION
·2  min de lectura

Cristiano Ronaldo volvió recargado. El portugués se puso nuevamente la camiseta de Juventus, tras su ausencia por positivo de coronavirus y tres minutos más tarde quemó las redes en la victoria por 4-1 sobre Spezia, en uno de los partidos de la 6ta. jornada de la Serie A. Una vuelta contundente del atacante portugués y que acaparó toda la atención, tras calificar a los test de PCR como una "mierda".

Coronavirus: Cristiano Ronaldo arremetió con furia contra los test de PCR y luego borró la publicación

Cristiano estuvo tres semanas sin jugar tras dar positivo por COVID-19 durante un convocatoria de la selección de Portugal. El delantero se perdió tres partidos en Juventus -empates contra Crotone y Hellas Verona en la Serie A, al igual que la derrota ante Barcelona en la Champions League-, y en este encuentro arrancó desde el banco de los suplentes. El técnico Andrea Pirlo decidió confirmar el equipo con Álvaro Morata como titular.

Morata venía de un partido contra Barcelona en el que le anularon tres goles por posición adelantada, sin embargo, en este partido le levantaron el banderín otra vez tras una asistencia de Weston McKennie, pero en esta oportunidad el videoarbitraje convalidó el gol.

Para el segundo tiempo, Cristiano entró por Dybala y tuvo un efecto inmediato al definir tras un buen pase de Morata, eludiendo al arquero antes de empujar el balón al fondo de arco. Adrien Rabiot aumentó la ventaja y la Vecchia Signora se benefició con un penal señalado tras la falta de Paolo Bartolomei sobre Federico Chiesa. Como no podía ser de otra manera, Cristiano se encargó de cambiarlo por gol y fue con una definición exquisita: picó el balón.

Cristiano, de 35 años, atravesó la enfermedad asintomático, sin embargo, el tiempo que estuvo fuera de la cancha despertó una gran atención porque estuvo todo el tiempo dudando de la efectividad de los controles que le realizaron y hasta dejando la sensación de que subestima a la enfermedad.