"Cristiano Ronaldo es un ignorante", dijo un ex Juventus

LA NACION
·2  min de lectura

El ex jugador de Juventus, Pasquale Bruno, criticó duramente a la estrella de La Vecchia Signora, Cristiano Ronaldo, en el programa televisivo Tiki Taka de Italia, donde en su momento, la representante Wanda Nara participó como panelista.

Bruno, bicampeón de la Copa Italia y ganador de la Copa UEFA, señaló que Ronaldo "es un ignorante" porque "lleva dos años en Italia y aún no ha aprendido a hablar" su idioma.

Por ese motivo, para el ex defensor, CR7 "no respeta a sus compañeros ni a los italianos" en general. Las declaraciones del comentarista de fútbol llegaron tras la reaparición del crack luso en la UEFA Champions League (4-1 ante Ferencvaros) tras recuperarse del coronavirus, en un encuentro correspondiente a la tercera fecha del Grupo G.

Casi contraponiendo la opinión del ex Lecce, Torino y Fiorentina, entre otros, el actual compañero colombiano de Ronaldo en Juventus, Juan Guillermo Cuadrado, señaló que el cinco veces Balón de Oro "es un arma extra" para el equipo turinés. "Todos sabemos lo que le da al equipo. Tiene mucha confianza y eso también nos ayuda a nosotros, transmitiendo profesionalidad y las ganas de ganar que todos deberíamos tener", agregó el volante de la selección cafetera.

Cristiano Ronaldo, un cliente paciente

Cristiano Ronaldo puede parecer muchas veces un poco soberbio, y por qué no, arrogante. Sin embargo, el chef italiano David Fiore desarmó esa imagen tras revelar una desconocida historia en una entrevista que le concedió a Tutto Sport.

Corría la previa de la Navidad 2018, cuando allegados al jugador de 35 años, reservaron una mesa en su restaurante Casa Fiore: "Es imposible olvidar, se sentía como estar en una película. Mientras estaba en casa preparándome para el servicio vespertino, recibí una llamada que nunca esperé".

Y agregó: "Obviamente, inmediatamente digo que sí, pero luego pienso: '¿Y ahora cómo lo hago?' Sabía que el lugar ya estaba lleno, pero dado el tiempo, contaba con el hecho de que una reserva de las 19.30 horas terminaría a tiempo para las 21.30 horas". Sin embargo, CR7 y familia llegaron a las ocho de la noche.

Ante el apremio por la falta de lugar, Fiore decidió tomar prestada la mesa de un restaurante cercano para que se sentaran allí provisoriamente. "Ahí me dije: '¿Y ahora qué?' Así que hice que Cristiano se sentara en la mesa de emergencia".

Según contó el profesional de la cocina, en ese momento, se dio cuenta de que Ronaldo, "a pesar de ser una estrella mundial y el mejor jugador del mundo, es ante todo un chico decente. (...) Les puedo asegurar que he visto a personas mucho menos famosas que él salir después de cinco minutos, y con arrogancia, en tales situaciones. Él, en cambio, esperó su mesa durante casi cuarenta minutos".