Las 5 diferencias entre el "viejo" y el "nuevo" Juventus

Agencia EFE

Roma, 24 nov (EFE).- El esquema táctico, la presión, el rol del bosnio Miralem Pjanic, la importancia de la técnica y la manera de atacar la portería son cinco de las diferencias más destacadas entre el Juventus del técnico Massimiliano Allegri, que eliminó el año pasado al Atlético Madrid, y el de Maurizio Sarri, que reta a los rojiblancos este martes en la Copa de Europa.

Tras conquistar cinco títulos ligueros, cuatro Copas Italia y alcanzar dos finales de la Liga de Campeones en el quinquenio de Allegri, el Juventus decidió dar un cambio radical en la gestión técnica del equipo, apostando por la filosofía más ofensiva de Sarri para lanzar el ataque definitivo a la anhelada Copa de Europa.

- Esquema táctico

Allegri basó sus éxitos en dos esquemas principales, el 3-5-2 de la célebre BBC, formada por Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini, y en el 4-3-3, en el que primero el argentino Gonzalo Higuaín y luego el portugués Cristiano Ronaldo ejercían de únicos delanteros centros.

El actual Juventus tiene a la línea defensiva de cuatro hombres como punto fijo y sale principalmente con un 4-3-1-2, el esquema con el que Sarri se lució en el Empoli, antes de dar el salto al banquillo del Nápoles y del Chelsea.

El galés Aaron Ramsey, cuando está disponible, es el titular en posición de tres cuartos mientras que el italiano Federico Bernardeschi es la primera alternativa. Sin Ramsey, Sarri suele alinear también un 4-3-3 con dos extremos clásicos y Cristiano de delantero.

- Presión

El Juventus de Allegri se compactaba con muchos hombres detrás de la línea del balón para sostener constantemente a los zagueros y disponer de mucho espacio en las transiciones después de recuperar el esférico.

Sarri pide a su equipo acompañar a los centrocampistas y a los delanteros y presionar más de veinte metros más arriba con respecto a la gestión de Allegri, para intentar recuperar el balón en posición adelantada y contar con muchos hombres para organizar la acción ofensiva.

- Fuerza física y técnica

El poderío físico, unido a la calidad de sus estrellas, eran fundamentales en el equipo de Allegri, que se encomendaba a jugadores como Chiellini, Bentancur, Matuidi, los alemanes Emre Can y Sami Khedira o el croata Mario Mandzukic para dominar el juego.

El nuevo Juventus de Sarri privilegia a los elementos de alta calidad técnica, como el colombiano Juan Guillermo Cuadrado, Pjanic, Ramsey o Dybala con la convicción de que la posesión del balón es la mejor vía para alcanzar el éxito.

- Pjanic

El bosnio, fichado procedente del Roma en 2016 por 40 millones de euros (cláusula de rescisión), era una pieza de gran importancia en el esquema de Allegri, pero adquirió aún más trascendencia con la llegada de Sarri.

El nuevo preparador juventino pidió a Pjanic, para motivarle, que juegue al menos 150 balones por partido y el "cerebro" de su centro del campo le está satisfaciendo, contribuyendo además con tres goles en este arranque de campaña, uno más que los firmados el curso pasado.

- Manera de atacar la portería

El Juventus de Allegri tenía al croata Mario Mandzukic como elemento clave en fase de ataque de la portería. El exdelantero del Atlético Madrid jugaba en la banda izquierda, para aprovechar su disponibilidad al esfuerzo defensivo, y era "incontenible" cuando atracaba el segundo poste para recibir los centros desde la banda contraria.

Con Sarri, Mandzukic quedó completamente al margen del proyecto técnico. Son Pjanic, Ramsey y Dybala, apoyados en la banda por Cuadrado, los encargados de generar peligros en zona ofensiva, junto a un Cristiano que ya se convirtió en un número 9.

Andrea Montolivo

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación