Cristian Medina y Exequiel Zeballos: ¿quiénes son las joyas que debutarán en Boca frente a Lanús?

Pablo Lisotto
·5  min de lectura

Un volante con marca, llegada y buena pegada, y el mejor encarador de todo el semillero boquense. Así los describen quienes vieron jugar a Cristian Medina y Exequiel Zeballos. De no mediar imprevistos, ambos cumplirán el primer sueño de una larga lista. Debutarán en la primera división de Boca y como titulares.

El contexto seguramente no fue el imaginado. Tanto pensar en el aliento de los hinchas, de ver la Bombonera colmada y de llenarse los ojos de esas postales y apareció el coronavirus, la pandemia y los estadios vacíos. Pero nada les importa. A esta altura, tachan las horas hasta las 19 del viernes, momento en el que inevitablemente subirán los escalones del túnel y pisarán el césped del mítico coliseo.

Zárate, titular después de 299 días

¿Con qué se encontrarán los fanáticos xeneizes? Con dos juveniles que vienen pidiendo pista desde hace tiempo, a fuerza de muy buenas actuaciones en las Inferiores y en los seleccionados Sub 15 y Sub 17.

"De Riquelme no tengo nada", sentenció Medina hace unos años, cuando nada lo hacía imaginar que precisamente Juan Román sería el máximo responsable del Consejo de Fútbol en la época en que le tocaría debutar.

Acaparó los primeros flashes y sumó sus primeros seguidores en Instagram después de una jugada poco frecuente: en 2018, jugando en la Séptima División, le marcó un gol a River. de rabona. Antes había utilizado ese mismo recurso para enviar un centro que terminó en gol contra Defensa y Justicia y después casi marca otro gol de ese modo en la selección.

Pero el chico nacido en Moreno el 1º de junio de 2002 es mucho más que esa lujosa jugada aislada. Tenía apenas 10 años cuando en octubre de 2012 fue uno de los tres jugadores que superaron una prueba en un club cercano a su casa. En el camino quedaron 1997 sueños.

A comienzos de 2013 ya se entrenaba con su división. Y su posición no estaba definida. En la prueba realizada en Moreno se había parado de mitad de cancha para adelante. En sus primeros partidos en la Candela fue delantero. Y poco después jugó de enganche. Por entonces el problema no era dónde ubicarlo, sino que pudiera viajar desde Moreno hasta el predio de Boca.

"Me muevo por todo el frente de ataque. Me caracterizo por mi velocidad y una de mis fortalezas es el juego mano a mano", le contó al diario Olé en una entrevista realizada cuando estaba en Séptima, en la que agregaba: "Puedo jugar como volante por derecha o por izquierda. En la Selección lo hago de doble 5, más suelto, aunque mi lugar es enganche o por izquierda".

La formación de Boca ante Lanús, repleta de novedades

Más allá de su evidente polifuncionalidad, Medina deberá afianzarse en un puesto no tan frecuente para él. El Negro tiene despliegue, llegada al área y muy buena pegada, pero no tiene la capacidad de recuperación del tradicional Nº 5. Miguel Russo notó todo eso apenas asumió, y no dudó en promoverlo para que trabaje con el plantel profesional. De eso a sumarlo a la lista de buena fe de la Copa Libertadores apenas hubo un paso, o una decisión: que la Conmebol ampliara el cupo, como consecuencia de la pandemia por Coronavirus. El objetivo del DT es adaptarlo al puesto del doble cinco, como en su momento sucedió con Ever Banega.

Los contextos también hacen lo suyo. Sin Sebastián Pérez e Iván Marcone (a préstamo por un año al Boavista de Portugal y al Elche español, respectivamente), la complicada situación de Almendra (no se entrena por cuestiones personales y quiere emigrar) además del titular indiscutido en ese puesto, Jorman Campuzano, no hay muchas variantes. Es por eso que si bien Capaldo puede ocupar ese lugar y el hecho de que hace unos días se incorporó Diego Pulpo González, la intención del Consejo de Fútbol es darle rodaje a Medina.

Para compararlo con exBoca, bien podría decirse que forma parte del árbol genealógico de Diego Cagna.. El asunto, de ahora en más, es que pueda exhibir sus cualidades y, sobre todo, consolidarse.

El Changuito

"Exequiel está durmiendo la siesta". La frase pudo haberse dicho hace una década o la semana pasada. Oriundo de Santiago del Estero, Ceballos mantiene esa tradición.

Nació el 24 de abril de 2002 en la localidad de La Banda y juega como extremo por izquierda. Es atrevido, encarador y tiene una gran pegada. Ya marcó varios goles de tiro libre, en Boca y en la selección. Tiene todo para ser ídolo. Consciente de su potencial, y para evitar conflictos de otras épocas, el club le firmó su primer contrato en 2018, que recién vence en 2022.

"En Reserva me piden lo mismo que me pidieron en las divisiones anteriores, y en la selección. Que encare. Que pierda el miedo y arriesgue para poder romper líneas defensivas", resumió en una entrevista realizada por el sitio oficial de la AFA.

Zeballos tuvo además una muy destacada tarea en los juveniles albicelestes, donde formó parte de los planteles Sub 15 y Sub 17.

"Tiene una gambeta en velocidad que no abunda en el fútbol argentino. Y no le tiene miedo a nada. Es encarador, atorrante. tiene pegada.. Para graficarlo mejor: del estilo de Centurión", le confió a LA NACIÓN una persona de presencia frecuente en el complejo de Ezeiza.

"Debutar en Primera, salir campeón del torneo local y ganar la Libertadores". Medina y Zeballos tendrán, desde este viernes, su primer sueño cumplido.