La crisis revela un vacío legal

El Universal

Alain Arenas

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 18 (EL UNIVERSAL).- La suspensión de algunas ligas deportivas debido a coronavirus en México, como la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), destapó una serie de vacíos legales en los contratos de peloteros.

Los beisbolistas cobran su salario a partir del primer día de campaña regular. Pero las franquicias de la LMB no pagan a sus jugadores cuando están en pretemporada.

Ahora, con la postergación del inicio de la temporada regular por el COVID-19, al menos hasta el 11 de mayo, algunos peloteros hablaron con EL UNIVERSAL Deportes para exponer su incertidumbre salarial, porque algunos equipos los regresaron a sus casas sin aclarar si pagarán sus sueldos.

"La relación laboral de dueños con peloteros debe iniciar en la pretemporada, que sería una capacitación", explica Noemí Monroy, abogada laboral por la UNAM. "Por lo tanto deben pagar la pretemporada y los salarios normales hasta el inicio de la temporada".

Monroy sostiene que los dueños deben cubrir la totalidad de los sueldos de los jugadores, porque la parte patronal (los propietarios y la LMB) decidieron suspender la Liga, sin esperar que esté declarada oficialmente una emergencia sanitaria por la Secretaría de Salud.

"Los dueños cumplieron a medias. Por un lado cuidan a sus peloteros por la situación de salud actual, pero también debieron cumplir pagándoles sus salarios completos", dice la abogada.

* DATOS

480 PELOTEROS activos tiene la Liga Mexicana de Béisbol, repartidos en las 16 franquicias que comprenden el circuito veraniego.


Qué leer a continuación