Crisis en Independiente. Jorge Burruchaga renunció como manager, pero Lucas Pusineri sigue en la cuerda floja

Andrés Fernández
·4  min de lectura

La caída de Independiente ante Arsenal 4 a 3 por la Copa Diego Maradona profundizó la crisis en el club de Avellaneda. La comisión directiva recibió este lunes la renuncia de Jorge Burruchaga como manager, pero eso tampoco le significaría un respaldo a Lucas Pusineri. El director deportivo y DT nunca se llevaron bien, pero la salida del primero estaría lejos de allanarle el camino de la continuidad al segundo. Según pudo averiguar LA NACION, los dirigentes contratarían otro manager y sería él quien resolvería el futuro de Pusineri, cuyo contrato finalizó el 31 de diciembre pasado.

Boca. Juan Román Riquelme tiene casi cerrado como refuerzo a Marcos Rojo

Jorge Burruchaga nunca se sintió valorado por los dirigentes para el puesto que fue contratado. Y el detonante fue la reunión que armaron para charlar sobre la continuidad de Pusineri y a la que él no fue convocado.

La historia de desencuentros es larga. En la previa del inicio de la zona campeonato, Pusineri había sido confirmado como entrenador. Su contrato finalizaba el 31 de diciembre de 2020, por lo que el técnico tenía ganas de resolver su futuro antes de fin de año. Le ofrecieron seguir hasta diciembre de 2021, pero la primera oferta que la institución hizo no fue aceptada por el ahora ex DT. Ninguna postura estuvo firme igual. Porque el trabajo de Pusineri nunca convenció a los dirigentes de Independiente (ni a Burruchaga) pero, al mismo tiempo, entendían que -si se daban algunos resultados positivos desde lo deportivo en la Copa Sudamericana y el certamen local- podría continuar. Pero eso no sucedió.

Campazzo en la NBA: "Sabía que ibas a explotar", la frase de su DT y las repercusiones en EE.UU.

Las caídas frente a Huracán, Boca y Arsenal por la Copa Maradona, sumados a la eliminación frente a Lanús en los cuartos de final de la Copa Sudamericana terminaron de convencer a Burruchaga de que el DT no debía seguir, pero cada día que pasaba se sentía con menos poder frente a las intenciones de los dirigentes. Pusineri, que había arribado el 23 de diciembre de 2019, dirigió 27 partidos a Independiente, con 11 victorias, 7 empates y 9 derrotas.

Burruchaga, quien firmó como manager el pasado 12 de marzo, hace varios días que tenía en mente renunciar a Independiente. Todo comenzó en las últimas semanas del 2020 cuando Hugo y Pablo Moyano decidieron que Lucas Pusineri siga siendo el director técnico del primer equipo. Burruchaga no estaba de acuerdo con esa decisión y además se sintió desautorizado por su función. Incluso allegados a Burruchaga afirman que en los últimos días intentó comunicarse con los Moyano, pero nunca le atendieron el teléfono.

Jorge Burruchaga no seguirá como manager de Independiente.
Fuente: Archivo - Crédito: Independiente Oficial

Según pudo saber LA NACION, Hugo y Pablo Moyano nunca estuvieron convencidos de que Pusineri siga, pero intentaron darle un mensaje de aliento y respaldo en la previa de los partidos decisivos ante Lanús, por el torneo internacional. Ahora, con la salida de Burruchaga, llegaría un nuevo manager y sería él quien tomará la decisión de renovarle o no a un entrenador que, más allá de la opinión del ex campeón del Mundo en México 86, quedó debilitado por las actuaciones y resultados de los últimos partidos.

River, después de Boca: cinco factores de cara a la primera semifinal con Palmeiras por la Copa Libertadores

Las dos figuras en cuestión se alejarían de Independiente tras en una relación en la que nunca fue compatible. Burruchaga siempre se excusó de hablar sobre la continuidad de Pusineri, que había sido contratado antes que el manager, y expuso su opinión de evaluar su trabajo al final de la competencia; es sabido que no comparten la idea futbolística y también tuvieron algún encontronazo por los refuerzos en el último mercado de pases. Burruchaga ya se fue y Pusineri le seguiría los pasos.

El porvenir de Independiente preocupa y hasta febrero no jugará por nada. Tampoco participaría de torneos internacionales durante 2021, un duro traspié deportivo. Esto, sumado al mal momento económico que atraviesa la institución. El pasado 29 de diciembre, durante la Asamblea Extraordinaria, Especial y Ordinaria que se llevó a cabo en el Estadio Libertadores de América, la CD aprobó un balance con un pasivo de $ 2.807.225.579.