¡Creer o reventar! El 'Brujo Manuel' reveló cuál era "la traba" que afectaba a Argentina

El 'sanador' que estuvo en Ecuador por recomendación de Verón dijo que la Selección tenía "unas cosas hechas por las que no podían hacer goles".

El triunfo de Argentina 3-1 sobre Ecuador para lograr la clasificación a Rusia 2018 será siempre recordado por la noche dorada de Lionel Messi, en una de sus mejores actuaciones con la camiseta celeste y blanca. Sin embargo, cada vez que se hable de ese partido, muchos también hablarán del papel que cumplió afuera de la cancha el 'Brujo Manuel'. Creer o reventar.

Manuel Valdez es el verdadero nombre de quien fue recomendado por el presidente de Estudiantes de La Plata y exjugador de la Selección, Juan Sebastián Verón, para que ayudara a disipar las "energías negativas" que, según el propio 'Brujo', no le permitían marcar goles al equipo dirigido por Jorge Sampaoli.

"Estaba mal la Selección. Jugaba bien, pero había unas cosas hechas por las que no podían hacer goles. Fui, destrabé eso y listo", aseguró Valdez, en declaraciones recogidas por Télam.

Acompañado durante el viaje por los colaboradores de Alejandro Sabella, Julián Caminos y Claudio Gugnali, y señalado por el propio Claudio Tapia como alguien que "tuvo mucho que ver" con lo conseguido en Quito, el 'Brujo Manuel' explicó que el problema del equipo nacional estaba relacionado a la supuesta promesa incumplida en 1986 por el plantel campeón del mundo que no volvio a visitar a la virgen de Tilcara en Jujuy. "Esa energía negativa venía de una promesa quebrada por la Selección hace muchos años", dijo.

¿Cómo hizo para 'curar' a Argentina? "Hice el trabajo que correspondía, caminar, rezar. Pasé por el vestuario antes de que llegaran los jugadores para destrabar al equipo", confesó Valdez, quien se califica como "vidente o sanador" y atiende a muchas personas que le "consultan por trabajo, amores, enfermedades" en el barrio Gorina, de La Plata.

Por último, el 'Brujo' expresó que su sueño "sería ir al Mundial de Rusia, como el de cualquier otro hincha que quisiera ir". Después de lo ocurrido en Quito, ¿se animarán a dejarlo abajo del avión?