Crece la leyenda llamada Brady: lleva a los Bucs al Super Bowl

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Tom Brady firmó con los Buccaneers para convertirse en el primer quarterback en disputar el Super Bowl en su estadio. Casi 10 meses después, lo logró, y volvió a hacer historia en la NFL.

En un muy apretado partido, Tampa Bay derrotó 31-26 a los Packers de Green Bay, en el Lambeau Field, para amarrar el campeonato de la Conferencia Nacional, primero para el veterano quarterback, nueve veces ganador en la Americana.

El Super Bowl LV se disputará en el Raymond James Stadium, la casa de los Buccaneers, pionero en conseguir esta muy complicada hazaña. Para Brady, será su décima aparición en febrero.

Cuando el californiano dejó Nueva Inglaterra, se dudó si iba a tener la capacidad, porque ya no tenía a Bill Belichick como su entrenador, pero Bruce Arians y una fuerte ofensiva fueron suficiente para olvidar a los Patriots de Nueva Inglaterra.

No fue una participación limpia de Tom: acertó 20 de los 36 lanzamientos para 280 yardas, tres anotaciones y la misma cantidad de intercepciones. Para Aaron Rodgers (346 yardas, tres TD's y una intercepción), fue su cuarta caída en la final de NFC.

Cuando los Packers recortaron distancia a cinco puntos —tras estar abajo por 18—, los Bucs sacaron su orgullo y le hicieron imposible la labor al pasador de Green Bay.

Todavía con sus equivocaciones, Brady se las ingenió para colocar a su equipo en zona de gol de campo (31-23, con 4:42 minutos por jugar) y obligar a los locales a ir por la anotación y la conversión de dos puntos para igualar los cartones.

Lo más que pudo conseguir Rodgers fue un gol de campo —conservadora y polémica decisión de LaFleur—, con la confianza de que su defensiva lograra detener a Tampa Bay y tener una última oportunidad. No fue así.

Así, los Buccaneers volverán al Super Bowl por primera vez desde 2003.

* LA FIGURA

Tom Brady

Buccaneers de Tampa Bay

EEUU

346 Yardas

3 Touchdowns

3 Intercepciones

El veterano jugará su décimo Super Bowl y convirtió a Tampa Bay en el primer equipo en jugarlo en su estadio, el Raymond James.