Dos "cracks" que pudieron jugar en la Selección Mexicana

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·1  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, junio 23 (EL UNIVERSAL).- Naturalizados, es la palabra de moda en el futbol mexicano.

Rogelio Funes Mori es el hombre señalado por el momento. Argentino de nacimiento, adquirió la nacionalidad mexicana después de más de cinco años de vivir en el país, siendo reconocido como uno de los mejores delanteros del momento.

Pero hubo otros nombres que pudieron jugar por la Selección Nacional Mexicana, y simplemente no se les dio, aunque muchos aseguran que pudieron marcar verdadera diferencia en su algún momento.

Cabinho?Evanivaldo Castro Silva, el llamado "Cabo Cabinho", llegó a México en 1974 para jugar en Pumas y rompió la liga por catorce años, ganando ocho títulos de goleo y anotando 312, siendo el máximo cañonero en la historia del futbol mexicano.

La leyenda cuenta que hubo quienes le dijeron a Cabinho que se naturalizara y jugara por México en los Mundiales de Argentina 1978 y España 82, pero a los directivos de aquella época les ganó la parte nacionalista.

"Negro" Santos

Antonio Carlos Santos hizo gran carrera en América ganando dos títulos. Además estuvo en Tigres, Veracruz, Santos, Morelia y Atlante. De cara al Mundial de Estados Unidos 94, dicen que fue considerado, pero el carácter "relajado" del brasileño, hizo dudar a los mandos de la FMF.

"El Negro" Santos tenía tanta clase que hubo quienes argumentaban que hasta en Brasil lo desperdiciaron, porque bien pudo formar parte de su equipo nacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.