El costado humano de Adriano: "Cuando regresé a Río, ya no quería ser el Emperador"

·2  min de lectura

En diálogo con The Players' Tribune, Adriano abrió su corazón para contar detalles desconocidos de su vida y de su carrera en el fútbol. Cómo fue su regreso a Río, qué sintió con la muerte de su padre y la guerra con el periodismo y las noticias falsas en torno a su persona.

La relación de Adriano con el periodismo: "La prensa a veces no comprende que somos seres humanos. Era demasiada presión ser el Emperador . Salí de la nada. Yo era un chico que solo quería ir a jugar al fútbol y disfrutar con los amigos. Y sé que no es algo que escuches de muchos jugadores hoy, porque todo es muy serio y hay mucho dinero involucrado. Pero solo estoy siendo honesto. Nunca dejé de ser ese chico de la favela".

Su supuesta relación con las drogas: "La prensa dijo que yo había "desaparecido". Dijeron que había vuelto a la favela y que estaba consumiendo drogas y un montón de otras drogas. Publicaron fotos mías diciendo que estaba rodeado de criminales y que mi historia era una tragedia. Cuando escucho tal cosa, solo riendo, porque no tienen idea de lo que pasa en mi vida. No saben cómo puede lastimar a una persona".

La muerte de su padre: "Sí, tal vez me di por vencido con millones. Pero, ¿cuánto vale tu tranquilidad? ¿Cuánto pagarías por recuperar tu esencia? En ese momento, estaba devastado por la muerte de mi padre. Quería sentirme bien de nuevo. No estaba drogado. Esto nunca. ¿Estaba bebiendo? Si claro. Mierda, sí, lo estaba. ¡Salud! Pero si quieres probarlo, lo juro por Dios, no encontrarás drogas en mi sangre. El día que use drogas es el día en que mi mamá y mi abuela van a morir. ¿Bebida alcohólica? Ah, esto realmente funcionará, mucho, porque me gusta beber un danone".

El placer de volver a jugar en Brasil: "Cuando regresé a Río para jugar en el Flamengo, ya no quería ser el Emperador. Quería ser Adriano. Quería volver a tener placer. Les cuento lo real de este equipo Flamengo: el grupo fue maravilloso porque era real. No fui solo yo, hombre. El grupo. A veces, llegamos a entrenar no por el fútbol, ​​sino por la revisión posterior".

En su extensa carta, Adriano aprovechó para revelar algunos detalles de su carrera, como su paso por el Inter o el gol que le metió a Argentina sobre la hora en la histórica final de la Copa América de 2004, entre otras anécdotas.

Para leer la carta completa de Adriano, puedes ingresar aquí.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.