Corozo salva a Delfín ante un sorpresivo Orense liderado por López Pissano

Agencia EFE
·2  min de lectura

Guayaquil (Ecuador), 1 mar (EFE).- El atacante Janner Corozo salvó este lunes de la derrota al Delfín y en el minuto 75 marcó el empate ante el Orense, que tuvo en el argentino Joel López Pissano a su gran figura y autor del gol, por la segunda fecha de la primera fase de la Liga Pro de Ecuador.

Cuando el Orense se sentía ganador del partido, tras el fantástico tanto de López Pissano (m.13), Corozo debutó como excelente cobrador de tiros libres, pues su disparo desde fuera del área se filtró por el costado izquierdo del portero Rolando Silva (m.76).

El Orense fue amo y señor del primer tiempo, ensambló acciones que desbarataron el sistema defensivo del equipo "cetáceo", que no encontró fórmulas para zafarse de la presión persistente del visitante.

Fruto de los ataques frecuentes del Orense, hilvanados por el centrocampista ecuatoriano Holger Matamoros, para lo que contó con socios del nivel de López Pissano, del uruguayo Sebastián Assis, de Edison Caicedo, entre otros, el visitante logró ponerse en ventaja.

La acción del gol resultó fantástica por la forma como López Pissano, en medio de varios rivales, trasladó el balón desde el costado derecho y enfiló violento disparo de izquierda que dejó sin reacción al portero Johan Padilla.

La clave para que Orense, dirigido por el argentino Patricio Lara, se apoderada del control de las acciones, radicó en la velocidad de su juego y la precisión para entregar el balón, que incomodó como pocas veces en su estadio al campeón de 2019.

El esfuerzo, las ganas y el desgaste físico terminaron por pasar factura a varios jugadores del Orense, entre otros, a Matamoros y López Pissano, de lo que sacó provecho Delfín que, con ganas más que con fútbol, arrimó peligro sobre el arco del visitante.

Janner Corozo, que fue muy bien controlado durante el primer tiempo, logró escaparse en varias ocasiones de los centrocampistas y defensas rivales.

La persistencia de Corozo valió para salvar de la derrota a su equipo, pues anotó el empate a 15 minutos del final, sorprendiendo a todos por ejecutar en forma fantástica un tiro libre, pues fue la primera ocasión que lo hizo desde que juega de forma profesional.

Tras el gol, Delfín atacó en forma insistente, en algunas acciones con poco talento, con muchas ganas, con el atacante Corozo escapándose y quedando solo frente al portero, pero la ansiedad apresuró sus remates que salieron por un costado del arco contrario.

Al final del partido, el empate fue un justo premio para ambos equipos, que junto al Universidad Católica y el Liga de Quito, quedaron con 4 puntos cada uno, a dos de los líderes Emelec y el campeón reinante, Barcelona.

(c) Agencia EFE