Coronavirus: un jugador de Liverpool les dio la mano a los hinchas y el entrenador se enojó

LA NACION
lanacion.com

El coronavirus atraviesa todos los estamentos de la vida cotidiana. Y en ellos se inscribe el fútbol, que no termina de resolver la suspensión de los campeonatos alrededor del mundo. En Europa, por ejemplo, este miércoles se están disputando dos partidos de la Champions League. En uno de ellos, uno de los protagonistas volvió a ser eje de las miradas, como había ocurrido ayer: se trata de Jurgen Klopp, el entrenador de Liverpool, que recibió en su estadio a Atlético de Madrid.

Cuando sus futbolistas ingresaron al campo de juego para realizar el calentamiento, Sadio Mané (el número 10) estrechó las manos de dos hinchas (entre varios) que se colocaron en el borde de la tribuna para tomar contacto con sus ídolo. Mané fue el único: el resto de sus compañeros pasó sin rozarse con nadie. Enseguida, un custodio se dirigió a los aficionados para pedirles que se alejaran. Y detrás de los jugadores apareció Klopp, serio: "¡Guarden sus manos!", les ordenó, mirándolos, sin sacar las suyas de los bolsillos de su campera.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Qué leer a continuación