Coronavirus. Equipos de la Fórmula 1 trabajan para fabricar respiradores

LA NACION
lanacion.com

La Fórmula 1 es uno de los ámbitos más avanzados del planeta en ingeniería y tecnología. Con el campeonato pospuesto por el coronavirus y las vacaciones a los empleados de los equipos anticipadas, las escuderías ponen a disposición a sus ingenieros y técnicos para fabricar respiradores que alivien la carga de los concurridos centros sanitarios.

Al igual que Ferrari en Italia, escuadras británicas de Fórmula 1 están trabajando en un plan para producir equipamiento médico que ayude en la lucha contra la pandemia. "Equipos, fabricantes de motores y sus respectivas ramas tecnológicas evalúa el apoyo a la fabricación de aparatos respiratorios, en respuesta a la petición de ayuda del gobierno británico", publicó en el sitio de la categoría.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"Están trabajando en colaboración con la Fórmula 1, el gobierno de Reino Unido y otras organizaciones para establecer la viabilidad de los equipos y apoyar la producción de dispositivos médicos que ayuden al tratamiento de los pacientes enfermos de coronavirus", añadió el portal. Entre esas escuderías figuran la alemana Mercedes, la austríaca Red Bull y las locales McLaren y Williams, que se pondrán a trabajar con organizaciones del sector aeroespacial. Se espera que haya resultados tangibles en los próximos días. El gobierno británico y las autoridades de salud necesitan aparatos en sus unidades de cuidados intensivos, donde son tratados los casos que presentan mayores problemas respiratorios causados por la enfermedad.

El Campeonato Mundial de Fórmula 1, que debía comenzar el pasado fin de semana en Australia, se encuentra suspendida. Han sido aplazado o anulados siete grandes premios (Australia, Bahréin, China, Vietnam, Holanda, España y Mónaco), e incluso adelantaron las vacaciones en un intento de salvar la temporada. Por el momento, la primera carrera del calendario que resiste en pie es la de Azerbaiján, programada para principios de junio.

Qué leer a continuación