Por Coronavirus, el duelo Pizarro-"Chicharito" en suspenso

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- La crisis del coronavirus le ha caído pésimamente al Inter Miami, el nuevo club de la MLS, ya que después de seis años de gestar el proyecto en las dos primeras semanas de su nacimiento parece que deberán suspenderlo.

El juego entre el Inter y el Galaxy de Los Ángeles que enfrentaría a los mexicanos Rodolfo Pizarro y Javier Hernández, el próximo sábado, aún está en pie, pero los organizadores están a la expectativa de las órdenes gubernamentales para suspenderlo en cualquier momento.

La victoria para ambos equipos es fundamental. La nueva franquicia está urgida de celebrar algo más que inauguraciones en tanto que los de Los Ángeles comienzan a sentir la presión de no sumar de a tres y el "Chicharito" la de lo anotar, dejando plantada a la prensa al término del último juego.

"Por ahora, el juego está en marcha, aunque el club está monitoreando la situación y siguiendo los consejos de los funcionarios del condado y del departamento de salud".

"Más de 3.000 poseedores de boletos de temporada se presentaron en el nuevo estadio de Fort Lauderdale el martes por la noche para una sesión de entrenamiento abierta, y una práctica regular y una conferencia de prensa el jueves todavía están programadas", informa el "Miami Herald" que ahora le ha dado un buen espacio al futbol, lo que antes no sucedía.

Mientras se decide si se jugará o no, David Beckham, acciones del equipo de La Florida, ha pedido al diseñador Ralph Laurent, "y a su departamento de sastrería Purple Label los cinco trajes personalizados, uno para cada uno de los copropietarios del Inter Miami.

"Al ser un inglés, nos gustan mucho nuestros trajes elegantes", dijo Beckham en un comunicado de Ralph Lauren en las redes sociales. "He pasado mucho tiempo a lo largo de los años, incluso cuando era joven, en Savile Row, porque a mi abuelo siempre le gustaba la confección, por lo que tener un traje hecho a medida por Ralph es un sueño para mí".



Qué leer a continuación