Coronavirus. Tinelli, presidente de la Superliga: los dirigentes respetaron el distanciamiento social... hasta que lo abrazaron

Alejandro Casar González
lanacion.com

Sin micrófonos ni periodistas, pero con streaming en vivo y respetando las normas de distanciamiento social. La Asamblea de la Superliga sesionó en el gimnasio de futsal del predio de la AFA en Ezeiza, y lo hizo para ungir a Marcelo Tinelli como presidente, luego de que la semana pasada Mariano Elizondo renunciara a su cargo.

En el estrado, y cerca del conductor televisivo, estuvo Roberto Digón, sindicalista y vicepresidente de Boca, quien tiene 84 años e integra uno de los grupos de riesgo del coronavirus. Más tarde acudió al predio de Ezeiza Rodolfo D´Onofrio, presidente de River, quien tiene 72 años y también está en la franja etaria de los más expuestos a la enfermedad. El propio Tinelli cumplirá 60 años este año. Pascual Caiella, el representante de Estudiantes, tiene 61.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Se cumplió la separación reglamentaria entre dirigentes, que tuvieron cada uno su botella de agua. Y, según contaron algunos de los presentes, se cumplió con el protocolo sanitario que recomiendan las autoridades. "Hubo un alcohol en gel cada dos personas y distancia de más de un metro entre las sillas que ocuparon los dirigentes", graficó un directivo que participó en la reunión. No hubo gestos efusivos en el ingreso y se buscó, en todo momento, evitar cualquier aglomeración de personas. Por eso las tribunas del gimnasio lucieron vacías.

La Asamblea de la Superliga que eligió a Tinelli como presidente

AFA y Superliga decidieron que la prensa ni siquiera pudiera acercarse al gimnasio en el que se desarrolló la reunión, en la que sólo se aprobaron la renuncia de Elizondo y la asunción de Tinelli, quien fue propuesto por Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán. Todos los directivos guardaron el distanciamiento social recomendado por las autoridades sanitarias, aunque sobre el final algunos abrazaron a Tinelli para felicitarlo por su nuevo cargo, algo que está desaconsejado por la pandemia.

Los directivos ingresaron en el predio de Ezeiza sin detenerse a hablar con los periodistas, que esperaban en la entrada. Tinelli puede considerarse presidente de la Superliga residual, o lo que queda de la entidad nacida en febrero de 2017. El calendario del fútbol argentino establece que el 19 de mayo habrá otra Asamblea, también en Ezeiza, para dar de baja a la Superliga y que la AFA la absorba. Ese mismo día, los representantes de los clubes reelegirán a Claudio Tapia como presidente hasta 2025.

A las 16, como estaba previsto, se juntó toda la primera división en el predio. Siguieron las mismas indicaciones previstas por el protocolo sanitario y aumentó el número de directivos que integran el grupo de riesgo: llegaron Víctor Blanco (Racing, 74 años), Hugo Moyano (Independiente, 76 años), Jorge Amor Ameal (Boca, 71 años) y D'Onofrio. Se sentaron en el estrado, junto a Claudio Tapia (52 años), presidente de la AFA. La foto bien puede ser un preludio de lo que quedará aprobado el 19 de mayo próximo. El punto principal de la reunión fue evaluar las consecuencias de la pandemia del coronavirus en el fútbol argentino.

Qué leer a continuación