¿Es España la nueva Italia? Similitudes y diferencias en la gestión de la crisis del coronavirus

Yahoo Noticias

El coronavirus sigue avanzando rápidamente por el mundo. Pese a que en un primer momento China o Corea del Sur eran dos de los países que más preocupaban por su elevado número de casos, lo cierto es que las políticas de confinamiento y de realización de test han dado sus frutos y ambas naciones han logrado frenar la propagación del virus. Así, ahora, el principal foco de contagio se sitúa en el continente europeo, donde Italia y España concentran las cifras más altas de infectados.

Debido a que la epidemia empezó antes en el país presidido por Giuseppe Conte, los italianos han ido sirviendo como referencia para el resto de naciones europeas. Y los datos no invitan al optimismo porque este 19 de marzo ha registrado el récord de 475 fallecidos en solo 24 horas. Unas cifras que muestran que las medidas de contención aplicadas aún no están dando sus frutos.

Profesionales sanitarios en España. (Photo by Eduardo Briones/Europa Press via Getty Images)
Profesionales sanitarios en España. (Photo by Eduardo Briones/Europa Press via Getty Images)
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Teniendo en cuenta que España es el segundo país europeo con más casos y que el número de contagiados está asciendo rápidamente en los últimos días, una de las preguntas que se hace más gente es si el país se encamina a ser la nueva Italia del continente. Lo cierto es que con los datos actuales no se puede dar una respuesta concreta, pero sí se pueden analizar las tendencias que se están viendo.

Una de las más importantes es la curva de contagios que tienen los dos países. En estos últimos días España se ha situado ligeramente por encima de Italia. Cabe recordar que uno de los principales objetivos que se han marcado los Gobiernos es aplanar la curva para evitar la saturación de los servicios sanitarios, es decir extender en el tiempo los contagios para que los hospitales puedan ir respondiendo a la emergencia y no verse desbordados.

Los casos en España siguen avanzando de manera exponencial, pero no es seguro que siga por encima de Italia en la curva en todo momento. Dependerá del número de test que se estén haciendo y de la eficacia de las medidas tomadas. Al ser necesarias dos semanas más o menos para ver el efecto solo se puede esperar.

Una buena forma de intuir cómo puede avanzar es analizar las medidas que han aplicado ambos países y en qué momento lo han hecho. Italia cerró escuelas y universidades en todo el país el pasado 4 de marzo, cuando ya superaba los 3.000 contagiados. En España se hizo el 12 de marzo, después de superarse también el mismo número de casos. En este sentido, los datos son similares.

España un poco antes

Precisamente ese mismo 12 de marzo en el que España cerraba los centros escolares; Italia anunciaba el cierre de todos los comercios a excepción de farmacias y supermercados, al tiempo que la Policía se desplegaba por las calles para evitar que la gente saliera de sus barrios. En ese momento, el país contaba con más de 12.000 casos.

En este sentido, España reaccionó antes y el 14 de marzo por la noche el Gobierno anunció el estado de alarma y decretó el cierre de comercios en todo el país. En ese momento había algo menos de 6.000 casos.

También la mortalidad era muy diferente. Mientras que Italia superaba las 800 víctimas en el momento de decretar este cierre; España se situaba por encima de los 130, lo que da esperanzas para pensar que el país ha tomado medidas antes y que va a ser capaz de frenar la curva antes, pese a que los fallecimientos sigan un recorrido similar al italiano de momento.

En lo que sí reaccionó más rápido Italia fue en la aplicación de medidas en los principales focos de contagio. Ya el 8 de marzo el país decretó el aislamiento de 16 millones de personas en el norte con el objetivo de frenar la pandemia. Días después, con los casos repuntando, ya llegó el cierre del país entero.

En este sentido, Madrid, principal epicentro del coronavirus en España, no fue aislada en ningún momento y sus restricciones se produjeron junto a las del resto del país con el estado de alarma, aunque su Gobierno autonómico había decretado algunas limitaciones ya un día antes.

Un factor fundamental es conocer el número más aproximado de pacientes que están contagiados. Corea del Sur ha sido capaz de controlar la epidemia gracias a la realización de numerosos controles. España e Italia, con los sistemas sanitarios más saturados, no han podido hacer tantos, aunque la sanidad española ya ha confirmado que en los próximos días se harán una serie de pruebas rápidas que tendrán un doble efecto.

Por un lado, en un primer momento incrementarán de una manera importante el número de casos, pero por el otro, permitirán conocer el grado de extensión de la pandemia y será más fácil de controlar.

Un hombre toca la trompeta desde su casa durante la cuarentena en España. (Photo by JOSE JORDAN/STR/AFP via Getty Images)
Un hombre toca la trompeta desde su casa durante la cuarentena en España. (Photo by JOSE JORDAN/STR/AFP via Getty Images)

Hasta el momento uno de los grandes problemas ha sido la propagación del virus por personas que no presentan síntomas pero que sí contagian. Además, el aumento de los test también hará bajar la letalidad, que de momento es alta tanto en España como en Italia.

Los expertos sanitarios españoles creen que la inflexión de la curva probablemente se produzca el 15 de abril, por lo que es probable que el Gobierno amplíe el estado de alarma más días, ya que este vence a finales del mes de marzo. Será un buen momento para calibrar si las medidas de contención empiezan a dar sus frutos y cuál ha sido la evolución respecto a Italia.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación