Coronavirus al acecho: las chances de que se suspenda otra vez la Premier League

LA NACION
·4  min de lectura

Dos partidos aplazados en la última jornada de la Premier League que disparan las alarmas: el fútbol inglés se encuentra de nuevo bajo la amenaza de la pandemia, que se hace más presente en ese país, hasta el punto de llevar a algunos a pedir una interrupción de las competiciones.

Al igual que ocurriese la temporada pasada, ¿es real el riesgo de que la Premier League vea de nuevo su calendario interrumpido o amputado por el coronavirus?

Según consigna la agencia AFP, ante las especulaciones, la Premier League dijo ayer que "no hay planes" por ahora para detener el campeonato. La pregunta había vuelto a la palestra mientras el número de test positivos por covid-19 en el seno de los clubes de la élite inglesa alcanza su máximo nivel desde el mes de mayo.

Bielsa y Leeds: un romance que empezó por el estilo de juego y se hizo idilio con el ascenso a la Premier League

Dieciocho jugadores y miembros de los equipos técnicos dieron positivo en tests PCR, según se conoció el martes. Una cifra que debe ser contextualizada, ya que 1.479 jugadores y miembros de los cuerpos técnicos fueron testados entre el 21 y el 27 de diciembre. Pero ello no resta preocupación por el dato: la prevalencia en la Premier League es superior a la de las grandes ciudades más afectadas de Inglaterra.

Así pues no es descabellada la posibilidad de una serie de postergaciones los próximos días, como ya ocurriese con el duelo Everton-Manchester City, previsto para el lunes y pospuesto apenas cuatro horas antes de su inicio, después de la detección de varios contagios en el seno del equipo de Pep Guardiola.

Temporada en pausa

Ayer fue el turno de Tottenham-Fulham, aplazado por un "aumento significativo" de casospositivos en el equipó visitante, según indicó la Premier. Parecida situación se vive en el seno de Sheffield United, y la disputa del choque Chelsea-Manchester City del próximo domingo está en el aire.

El regreso a los entrenamientos del City ayer, dos días después del aplazamiento del partido ante el Everton, hace pensar que ese duelo con el Chelsea en Stamford Bridge sí podría disputarse, después de una nueva tanda de testeos que no reveló ninguna nueva infección.

Brote de coronavirus en Manchester City: se suspendió el partido con Everton y el club cerró instalaciones

En las categorías inferiores los aplazamientos y casos positivos se multiplican desde hace varios días, y se habló de la posibilidad de una suspensión general de las competiciones.

Una de las voces en ese sentido es la del nuevo entrenador de West Bromwich Albion, Sam Allardyce. "Se haga lo que se haga, incluso con muchos tests, usando mascarillas y con el lavado de manos, seguimos con los contagios por todo el país", lamentó 'Big Sam'. "La salud de cada uno es lo más importante. Cuando escucho que la nueva variante del virus se transmite un 70% más rápidamente, lo mejor que se puede hacer es poner en pausa la temporada", aseveró.

FA Cup, en duda

Antes de esta semana, sólo un partido de la Premier (Newcastle-Aston Villa a comienzos de diciembre), había sido aplazado.

Por el momento el calendario del campeonato no se vio modificado, pero la temporada 2020-2021 comenzó un mes más tarde que los ejercicios precedentes, debido a que el curso previo no pudo terminar hasta julio tras un parate por el confinamiento.

El entrenador del Manchester United Ole Gunnar Solskjaer teme el impacto de una pausa en un calendario ya de por sí comprimido: "No veo el interés de hacer una suspensión. ¿Cuándo vamos a jugar los partidos?", se interrogó.

Mientras la situación sanitaria es alarmante en el Reino Unido desde la aparición de la variante del coronavirus, sinónimo de explosión de casos positivos que alcanzaron un nivel histórico esta semana, una cita en el calendario suscita todos los temores.

Del 8 al 10 de enero, los clubes de la élite entran en acción en la FA Cup, la prestigiosa Copa de Inglaterra, y se enfrentarán a clubes de categorías inferiores que no disponen de los mismos protocolos sanitarios, si es que tienen alguno.

Catorce partidos entre clubes de la Premier y de categorías inferiores están en el programa. Pero la Premier League se mostró tranquilizadora: "los gastos de los tests para esos clubes (de categorías inferiores) serán cubiertos".