Corona, el gran villano

El Universal

Ramón Treviño

TOLUCA, Méx., febrero 3 (EL UNIVERSAL).- A José de Jesús Corona se le fue el balón entre las manos. Si desvía el esférico a tiro de esquina, el Cruz Azul se llevaba los tres puntos del estadio Nemesio Díez. El error del portero evitó la victoria de La Máquina, que empató 3-3 con el Toluca.

No es la primera ocasión que "Chuy" se equivoca en la temporada 2019-20. En el torneo pasado tuvo equivocaciones contra los Pumas, Morelia y Santos. Esos errores costaron unidades. "[Corona] está muy afectado, pero saldrá adelante", indicó el entrenador Robert Dante Siboldi, con el sabor amargo de una igualada de lo que pudo ser un triunfo.

Era el minuto 95, la última jugada del partido, a 25 metros de la portería, el uruguayo Leonardo Fernández disparó. El balón iba alto, con que Jesús levantara un brazo era suficiente para desviarlo; sin embargo, el esférico hizo un extraño efecto y se escurrió de las manos del arquero. "Analizaremos [la posición de portero] en la semana", comentó el entrenador del Cruz Azul.

Los aficionados celestes criticaron al capitán en Twitter, Facebook e Instagram, y el #FueraCorona fue tendencia en redes sociales. Además del error del guardameta en el último suspiro, el choque de ayer tuvo de todo.

Fue el juego más emocionante de la Jornada 4, lleno de goles, atajadas, roces, penaltis, gritos de entrenadores, equivocaciones, polémica arbitral y sufrimiento.

Santiago Giménez, hijo del "Chaco", se estrenó como goleador en la Liga MX. El también conocido como "Chaquito", de 18 años de edad, empujó el esférico al fondo de las redes escarlatas, tras un mal rechace de Alfredo Talavera, apenas al minuto 2.

Pero el gusto duró poco, ya que los Diablos le dieron la vuelta con goles de Pedro Canelo (15') y Leo Fernández (18'). Este último se ha convertido en el motor escarlata, de bajo perfil, pero mucho futbol. Jonathan Rodríguez igualó con un penalti (36') y Elías Hernández adelantó al Cruz Azul (52').

Cuando parecía que el triunfo era para La Máquina, Fernández se quitó a dos defensas y sorprendió a Jesús Corona, quien solo se aventó para la fotografía.

* LENTE UD

LA FIGURA. Leo Fernández, con dos anotaciones y una asistencia, fue el motor de los Diablos Rojos.

LO EMOTIVO. Christian Giménez vio en vivo el primer gol de su hijo, Santiago, en Primera División.

Estrella. Leo Fernández con 21 años de edad, el charrúa se ha convertido en el cerebro del Toluca.

Qué leer a continuación