El corazón chiva todavía palpita

El Universal

GUADALAJARA, Jal., noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- El León le inyectó vida a las Chivas.

El Guadalajara recibe al Veracruz con la esperanza del milagro de colarse a la Liguilla, pero necesita que el Monterrey no sume puntos (contra el Atlas) y que el Pachuca y los Pumas empaten. Pero hay vida para el Rebaño.

En objetivos personales, Alan Pulido busca el título de goleo y sólo necesita un par de tantos para igualar a Mauro Quiroga, del Necaxa. Mientras que Carlos Salcido se retirará de las canchas en su propia "casa", pero con la camiseta del equipo visitante.

Pero Sasa no sería el único que se despediría de la Liga MX. El duelo de esta noche también podría ser el último para el Veracruz, que el próximo 3 de diciembre conocerá su futuro. La desafiliación de los Tiburones Rojos luce más cerca que nunca, después de las polémicas desatadas por los adeudos a los futbolistas que obligó a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) intervenir económicamente.

Fidel Kuri, propietario de los escualos, es el primer señalado por Yon De Luisa, presidente de la FMF, y Enrique Bonilla, titular de la Liga MX, quienes investigan si tendrá los recursos para mantenerse en la Primera División; de lo contrario, el club jarocho será desafiliado.

Qué leer a continuación