Copa Sudamericana: Brasil deportó a 12 integrantes de la delegación de Independiente, que igual pidió jugar hoy contra Bahía

·3  min de lectura
Pedro Monzón, ayudante de campo, estuvo al frente del plantel en el viaje a Brasil, que el DT Julio César Falcioni se quedó en Buenos Aires
JAVIER GONZALEZ TOLEDO

Independiente pasó un mal momento en Brasil. El plantel estuvo varado en el aeropuerto de Salvador de Bahía y, entrada la medianoche, el gobierno de ese país deportó a 12 integrantes de la delegación que siguen dando resultados “detectable” en las pruebas. Sin embargo, el club de Avellaneda pidió jugar el partido como estaba previsto, para regresar “cuanto antes a la Argentina”, por lo que la Conmebol, que lo había reprogramado para el miércoles, confirmó que se disputará hoy desde las 19.15.

Alerta en Boca: el caso positivo de Covid-19 de Esteban Andrada pone en jaque a todo el plantel en Ecuador, en la previa al partido con Barcelona, por la Copa Libertadores

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Estamos en contacto permanente con la Conmebol. Nosotros cumplimos con todo lo que nos pidieron, pero nos dejan pasar. Ya también hablamos con el embajador Daniel Scioli. Es un problema entre Brasil y la Conmebol”, aseguró el secretario general de Independiente, Héctor Maldonado, en radio La Red. El impedimento se dio en aquellos jugadores que cursaron la enfermedad hace poco tiempo y, pese al alta médica y a que no contagian, todavía tienen una carga viral detectable.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la nómina de 12 deportados hay ocho futbolistas y quien iba a dirigir al equipo en territorio brasileño, Pedro Damián Monzón (Julio Falcioni, el entrenador principal, tiene un problema familiar, mientras que su ayudante, Omar Píccoli, contrajo coronavirus). Los jugadores son Renzo Bacchia, Nicolás Messiniti, Gonzalo Asís, Juan Manuel Insaurralde, Pablo Hernández, Thomás Ortega, Adrían Arregui y Lucas González.

Conmebol había puesto a disposición del club argentino un avión para que pudiera viajar FernandoB Berón, entrenador de la Reserva y quien iba a hacerse cargo del equipo. El club también podría haber trasladado a varios de los juveniles que integran la lista de buena fe de 50 jugadores para reemplazar a los ocho que tienen análisis con la enfermedad “detectable” para completar los lugares en el banco de suplentes. Sin embargo, optó por jugar con los 18 futbolistas que sí pudieron ingresar en territorio brasileño. Al frente del equipo estará César Velázquez, entrenador de arqueros.

El plantel llevaba varias horas en un lugar incómodo y sin demasiada atención. De hecho, por las redes sociales trascendieron imágenes de los futbolistas sentados en el suelo. Algunos de ellos, como el capitán Silvio Romero, se quejaba porque ni siquiera les habían dado “un vaso de agua”.

¿Qué pasó? La Conmebol había dado el visto bueno a Independiente, que había presentado los correspondientes estudios. Varios jugadores que fueron dados de alta hace algún tiempo siguen dando positivo, pero ya no contagian. Algo similar había ocurrido en la Copa Libertadores antes del partido entre Boca y Libertad, en Paraguay.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.