Copa del Rey: Lionel Messi se sacó fotos individuales con compañeros y la copa y surgieron interpretaciones

·2  min de lectura
Dos de los más grandes de Barcelona, partícipes en la era dorada blaugrana: Lionel Messi y Sergio Busquets se fotografían con la Copa del Rey; muchos compañeros quisieron tener su imagen con el capitán y el trofeo.
Twitter @FCBarcelona_es

Como si fuera la novia en una fiesta de casamiento. En vez de pasar de mesa en mesa, Lionel Messi recibía a cada uno de los interesados en fotografiarse con él y la Copa del Rey. No eran hinchas, sino sus propios compañeros. Sobre todo, los jóvenes, que no compartieron muchas conquistas con el rosarino. Y con cada uno posó muy sonriente para la cámara.

Barcelona acaba de coronarse campeón con un 4-0 a Athletic Bilbao en Sevilla. El capitán había hecho los últimos dos goles, bonitos goles. Sonriente, sin barba, parecía el 10 feliz de otros tiempos, algo lejanos ya. Y después del podio en el que celebró entero el plantel, llegó la sesión de fotos individuales. Muchos quisieron una con Leo.

Un besamanos particular

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y así pasaron un referente culé, Sergio Busquets, y un adulto llegado hace poco, Miralem Pjanic, como varios chicos nuevos, que uno por uno le pidieron a su capitán la imagen para inmortalizarse: Ousmane Dembelé, Pedri, Riqui Puig, Ansu Fati, Frenkie De Jong, Sergiño Dest... La situación, simpática, casi risueña, disparó interpretaciones varias. ¿Fue espontánea? ¿Fue programada?

Messi: dos golazos, su 35º título en Barcelona y un futuro abierto Por Claudio Mauri

Una de las lecturas fue que los compañeros quisieron un recuerdo individual con el crack y un trofeo en la que quizás fuera la última posibilidad de tenerlo. Con un Messi de 33 años, un Barça lejos de ser dominante en España y en Europa como sí lo era en era dorada de Josep Guardiola, y, sobre todo, con la chance de que el rosarino emigre del club a fin de esta temporada, la Copa del Rey aparecía tentadora para el clic.

Otra versión, más especulativa, fue que los jugadores fueron incentivados a hacerlo por la nueva dirigencia del club para mimar al mejor futbolista blaugrana y ayudar a convencerlo a que permanezca en Barcelona. Ése es un objetivo primordial para el presidente, Joan Laporta, que mantiene una buena relación con el capitán.

Messi y el presidente Joan Laporta, que desea la permanencia del argentino en el club.
AP


Messi y el presidente Joan Laporta, que desea la permanencia del argentino en el club. (AP /)

Como sea, a Messi se lo vio contento y sonriente como desde hacía mucho no aparecía. Y por eso su predisposición para fotografiarse cuantas veces se lo requirieran. En declaraciones a la televisión el zurdo dijo que la de su 35ª conquista era una “copa especial”. ¿Por qué? “La primera como capitán en el club de toda mi vida”, valoró el argentino. Una declaración cariñosa para con la institución luego del agrio desencuentro de mediados de 2020. Como un guiño de continuidad, incluso.

Gastón Alto. Punto épico desde dos metros, festejo alocado y el pasaje a Tokio

Ésa es la tercera interpretación de la felicidad de Messi y sus fotos con la Copa del Rey. Ciertamente, la lectura más importante para los hinchas culés.