Copa Libertadores: Racing volvió con buenas sensaciones y un punto de su excursión en San Pablo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Enzo Copetti festeja el gol del empate durante el partido de Copa Libertadores entre Racing Club y San Pablo.
NELSON ALMEIDA

Racing igualó 1 a 1, como visitante, ante San Pablo, en el arranque de los octavos de final de la Copa Libertadores. La Academia se queda con el lamento final de un gol claro que erró Eugenio Mena, cuando el reloj ya se aceraba a los 90 minutos. Pero supo plantarse en Brasil. Ahora deberá hacer valer el gol como visitante el martes próximo, en el Cilindro, cuando se defina quién de los dos pasará a los cuartos de final.

El de anoche fue el primer partido que juega Racing desde el tropezón en la final de la Copa de la Liga ante Colón, en San Juan. En estos 39 días San Pablo, en cambio, jugó once partidos. Se sabe: el fútbol brasileño no para nunca. Ni cuando se juega la Copa América en su casa. La respuesta a si la ventaja iba a ser para los locales que llegaban con ritmo o para el equipo argentino que llegaba descansado ni siquiera apareció cuando la pelota rodó en el Morumbí.

Tomás Chancalay y Diego Costa luchan por la pelota
NELSON ALMEIDA


Tomás Chancalay y Diego Costa luchan por la pelota (NELSON ALMEIDA/)

Fue un partido incómodo para los dos equipos. Ninguno de los 22 futbolistas podía hacer pie en el césped paulista, como si fuera una continuación de lo que se vivió en las canchas brasileñas durante la Copa. De entrada, aunque con cinco defensores, Racing se plantó arriba en el campo, bien lejos de Gabriel Arias, con sus laterales Juan Cáceres y Eugenio Mena bien altos en el campo. Fue buena la presentación del equipo, en el estreno del semestre, tras un mercado de pases con poco ruido.

Más allá de las luces que acompañan al ídolo Lisandro López, que a los 38 años regresó al club después de un paso por Estados Unidos, interrumpido por motivos familiares, las mayores novedades de la Academia estuvieron en las salidas. Juan Antonio Pizzi les bajó el pulgar a jugadores importantes como Lucas Orban, Lorenzo Melgarejo, Nicolás Reniero o Héctor Fértoli. Y el único refuerzo estuvo en la delantera con la llegada de Javier Correa, una apuesta de 28 años que anoche tuvo una discreta presentación.

Juan Antonio Pizzi no dudó en dar de baja a varios jugadores de peso de la Academia durante el receso
NELSON ALMEIDA


Juan Antonio Pizzi no dudó en dar de baja a varios jugadores de peso de la Academia durante el receso (NELSON ALMEIDA/)

Por eso Racing arrancaba este semestre con los mismos interrogantes que mostró en el último torneo. ¿Qué equipo se iba a ver? ¿El que llegó a la final con personalidad ante un panorama adverso? ¿O el apático que cayó en esa definición ante Colón? Anoche mostró una versión confiable.

Lo que no se esperaba es que las dudas llegaran de las manos de Gabriel Arias, el que siempre salva a la Academia. Cuando el partido parecía jugarse como quería la visita, Arias falló ante un centro de Wellington y le sirvió el gol a Víctor Bueno. 1 a 0 para San Pablo. Inesperado. Un sacudón. Tan mareado quedó Racing que dos minutos después, en una contra, Bueno volvió a quedar de cara al gol tras un pase de Wellington. Arias recompuso su error: recuperó su traje de Superman y evitó un gol imposible.

Error inesperado de Arias en un centro sencillo, pelota que se escapa y Vitor Bueno sólo se la llevó por delante para abrir el marcador
NELSON ALMEIDA


Error inesperado de Arias en un centro sencillo, pelota que se escapa y Vitor Bueno sólo se la llevó por delante para abrir el marcador (NELSON ALMEIDA/)

La atajada del arquero que regresó el jueves de su excursión a la Copa América con Chile fue un cachetazo que reacomodó a la Academia. Como si fuera un jugador de básquet que toma la última pelota cuando el reloj se acerca a cero, Enzo Copetti agarró la última bola de espaldas al área. Se posteó, giró y sacó el último remate del primer tiempo: se clavó en el palo derecho de Thiago Volpi. Golazo. El primer gol de Copetti en esta Copa Libertadores. Un grito necesario para el chaqueño: llevaba 13 partidos sin convertir, desde el penal agónico que le marcó a Independiente.

Ya en el segundo tiempo, con la igualdad, Racing volvió a sentirse cómodo. Jugó lejos del arco de Arias. Y olfateó de vez en cuando la nariz del arquero paulista. La Academia llegaba a esta llave con la chapa de haber salido primero en su grupo, invicto. San Pablo quedó segundo. Aquello se definió a finales de mayo, en este mismo estadio, cuando Joaquín Novillo le dio un triunfo histórico a la Academia, el primero oficial de un equipo argentino en el Morumbí.

Tomás Chancalay acude a la marca de Robert Arboleda
NELSON ALMEIDA


Tomás Chancalay acude a la marca de Robert Arboleda (NELSON ALMEIDA/)

El equipo de Crespo, que por esas semanas había conseguido el campeonato paulista, no llegó a este juego con las mismas referencias. Viene de capa caída en el Brasileirao. Encima, anoche no contó con cinco futbolistas habitualmente titulares para Hernán Crespo. El capitán Miranda, el ex Independiente Emiliano Rigoni y el delantero Luciano fueron baja por lesión. Bruno Alves, en tanto, tuvo que cumplir la suspensión por la acumulación de tarjetas durante la fase de grupos. Y Dani Alves participará con la Selección de Brasil en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Racing se vuelve a Avellaneda con el gol de visitante y la igualdad. Todo se definirá el martes próximo, a la misma hora, pero en el Cilindro. Más allá del lamento por ese gol final que erró Mena, la Academia dio muestras de ser un equipo confiable. No es poco después de cinco semanas sin actividad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.