Copa Libertadores: las tres rachas que cortó Racing con su triunfo en el debut

Nicolás Zuberman
lanacion.com

Más allá de los tres puntos fundamentales para encender la ilusión copera, Racing logró en Venezuela un triunfo que también sirvió para cortar tres rachas que lo perseguían: por primera vez en el semestre un delantero pudo marcar un gol, anotó más de un tanto en un mismo partido y también logró una victoria como visitante en la Libertadores, algo que no conseguía desde la copa del 2015. Tres aspectos positivos que para Sebastián Beccacece tienen el mismo valor que haber comenzado este camino internacional con el pie derecho.

Siete partidos tuvieron que pasar para que un delantero de Racing convirtiera un gol. Nicolás Reniero, a pura tozudez, fue quien rompió la racha que acompañaba a este ciclo de Beccacece. Cuando el ex futbolista de San Lorenzo aún recuperaba el aire tras el festejo de su gol, vio que el número 29 aparecía en el cartel electrónico que indicaba el cambio. Como si para el entrenador esa maldición no tuviera peso, no permitió a Reniero aprovechar la confianza después de marcar el empate transitorio y decidió sacarlo para que ingrese David Barbona.

El problema, más allá de otro llamativo cambio del técnico, preocupaba a la mitad celeste y blanca de Avellaneda. "Hace cuatro fechas que no pateo al arco", había dicho Lisandro López, caliente, luego del empate 1 a 1 con Newell´s por la última fecha de la Superliga.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Qué leer a continuación