Copa Libertadores. Un cambio clave en las reglas de la Conmebol

LA NACION
lanacion.com

Una de las principales preocupaciones de los entrenadores de los equipos que juegan la Copa Libertadores son los refuerzos. Antes de la competencia, pero también durante la misma. Atendiendo a los reclamos de clubes y directores técnicos, la Conmebol realizó una variante fundamental en el reglamento para el torneo de 2020, cuyo sorteo se realizó la semana pasada: un jugador podrá actuar para más de un club durante el certamen.

Las instituciones tendrán así más libertad a la hora de realizar incorporaciones. Eso sí: habrá ciertas restricciones. El futbolista en cuestión no podrá actuar en la misma etapa para dos clubes. Por ejemplo, un jugador anotado en la etapa preliminar podrá ser inscripto por otro club solo a partir de la rueda de grupos. Y a su vez, uno inscripto en la zona de los grupos podrá ser alineado únicamente por otro club a partir de los octavos de final.

Y aquí conviene hacer una salvedad importante: como a partir de los octavos se lo conoce como etapa final, desde entonces, la regla ya no tendrá validez. Es decir, de octavos en adelante, el futbolista no podrá ser anotado en cuartos, semifinal o final, si ya actuó en esa etapa para otra entidad.

Algo parecido ya había regido en la última Champions League, bajo la órbita de la UEFA. En el máximo torneo europeo se permitieron tras variantes, sin importar si esos jugadores ya habían jugado en la competición para otro club, ya hubiera sido eliminado o siguiera en la disputa.

La reglamentación prevé, además, cinco modificaciones en las listas en los octavos de final, dos en los curatos y dos en las semifinales. A excepción de un arquero lesionado, que podrá ser reemplazado en cualquier tramo del certamen, no se permitirán modificaciones en la final.

Qué leer a continuación