Copa Davis: los recaudos del equipo argentino para evitar chances de doping

Sebastián Torok
lanacion.com

El equipo argentino de Copa Davis está instalado, desde el fin de semana, en Bogotá, para disputar la serie frente a Colombia, del viernes y sábado próximos, por la clasificación para las Finales de noviembre en Madrid. El temor por el coronavirus y las dificultades por los 2600 metros sobre el nivel del mar son motivos que llevan a la delegación nacional a tomar diversos recaudos. Pero no son los únicos. También hay un tema importante vinculado a la alimentación. En el país cafetero es usual la utilización, en la carne vacuna y porcina, de boldenona, una suerte de anabólico cuyo consumo puede generar resultados positivos en controles antidopajes, tal como le ocurrió al doblista Robert Farah [junto con Juan Sebastián Cabal, la mejor pareja del ranking mundial].

Ante la mínima chance de que el consumo de carne provoque un doping futuro, el conjunto argentino, integrado por Leonardo Mayer, Juan Ignacio Londero, Horacio Zeballos, Machi González y Facundo Bagnis, eliminó de la dieta la carne vacuna y de cerdo. El plan de alimentación lo elaboró el doctor del equipo, Miguel Khoury, y por el momento los jugadores solamente están alimentándose con pollo, pescados, pastas y verduras. El capitán, Gastón Gaudio, mencionó que en caso de que surja la necesidad de consumir carne vacuna, buscarán que sea de procedencia argentina o uruguaya. Pero tampoco es tan sencilla su implementación: en el hotel de Bogotá donde se aloja, descansa y se alimenta el equipo argentino tiene su propia política de seguridad y no es un trámite sencillo la incorporación al menú de carne con otro origen del habitual.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

A Farah, ganador de Wimbledon y del US Open 2019 junto con Cabal, se le encontró la presencia de boldenona, un esteroide anabólico que sirve para aumentar el rendimiento y que está prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA). En enero pasado, ante el doping de Farah, el Comité Olímpico Colombiano comunicó: "En razón a los estudios y documentos recientes emitidos por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) alerta sobre la presencia de la sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje 'Boldenona' en el ganado vacuno del país. Dicha sustancia es vendida de forma libre en Colombia bajo prescripción veterinaria y es utilizada de forma frecuente en el ganado vacuno que posteriormente es sacrificado para su procesamiento, venta y distribución". Según dijo Farah, dos semanas antes de la prueba que lo puso en problemas (el 17 de octubre, en Cali, fuera de competencia) se le realizó otra en Shanghai mientras disputaba el Masters 1000 que dio negativa.

Hace algunas semanas, la Federación Internacional de Tenis anunció que dejaba sin efecto la suspensión provisional que le había impuesto a Farah y que el jugador de 33 años ya podía volver a competir (se perdió el Abierto de Australia). "Las explicaciones del señor Farah de cómo la (sustancia) boldenona entró en su organismo fueron aceptadas", indicó la ITF. "Gracias a los que me apoyaron siempre, especialmente durante este tiempo de desgaste en que debí probar mi inocencia", añadió Farah, que el último fin de semana alcanzó, junto con Cabal, la final del ATP 500 de Acapulco. Ambos ya se encuentran en Bogotá para disputar, el sábado, el tercer punto de la serie frente a la Argentina.

Qué leer a continuación