Copa América. La materia pendiente de Brasil: arrasa en las estadísticas, pero no cautiva a sus hinchas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Vista general de las gradas vacías ya que no se permiten espectadores debido a restricciones de COVID-19 antes del partido de cuartos de final de la Copa América Brasil 2021 entre Colombia y Uruguay en el Estadio Mane Garrincha el 3 de julio de 2021 en Brasilia, Brasil.
Buda Mendes

Desde el punto de vista de los números, la invencibilidad, la solidez defensiva y, por supuesto, un plantel de jerarquía europea en medio de una competencia sudamericana, el seleccionado brasileño no se discute y continúa siendo el máximo candidato a quedarse con el título de la Copa América que, además, se juega en su territorio. Sin embargo, justamente está aquí, fronteras adentro, la única batalla perdida en este andar victorioso desde lo deportivo; el pragmatismo “excesivo” de los de Tite, sumado a la crisis sanitaria por el Covid-19 y la ausencia de público en los estadios, enfría la relación entre el equipo y los hinchas que, muchas veces, prefieren ver la Eurocopa, el noticiero o la novela del momento.

El simulador de la Copa América 2021: pronosticá el desenlace

Tras la sufrida victoria en cuartos de final ante Chile, por 1 a 0, en el Nilton Santos, la exigencia del rival, que jugó durante casi todo un tiempo en superioridad numérica por la expulsión de Gabriel Jesús, y un campo pesado, dejaron secuelas en los pentacampeones del mundo. Por ese desgaste, el plantel no regresó a su campamento base en Granja Comary, en Teresópolis, interior de Río de Janeiro, y se instaló en un hotel de Barra da Tijuca, capital fluminense. Los traslados no son una buena idea a esta altura del certamen, sobre todo teniendo en cuenta que Brasil vuelve a presentarse este lunes, para disputar una de las semifinales, ante Perú.

Neymar, de Brasil, y Sergio Peña, de Perú, disputan un balón durante un partido de la Copa América en el Estádio Nilton Santos de Río de Janeiro, el jueves 17 de junio de 2021 (AP Foto/Silvia Izquierdo)
Neymar, de Brasil, y Sergio Peña, de Perú, disputan un balón durante un partido de la Copa América en el Estádio Nilton Santos de Río de Janeiro, el jueves 17 de junio de 2021 (AP Foto/Silvia Izquierdo)


Neymar, de Brasil, y Sergio Peña, de Perú, disputan un balón durante un partido de la Copa América en el Estádio Nilton Santos de Río de Janeiro, el jueves 17 de junio de 2021 (AP Foto/Silvia Izquierdo)

El partido, otra vez, se jugará en el Nilton Santos, un estadio que se convirtió en una pesadilla para los futbolistas y el cuerpo técnico brasileño. “Por favor, sean responsables. Humildemente les pido: busquen una cancha mejor para que juguemos. El espectáculo será mejor, todo será mejor. Y se los digo de corazón”, fue el pedido de Tite hacia la Conmebol después del partido ante Chile. Sin embargo, la posibilidad del cambio de escenario fue descartada rápidamente. “Si fuese un hincha y estuviese en casa mirando este partido me daría pena pensar que este buen encuentro, a priori, se jugó en un terreno de juego tan malo”, sostuvo el exDT de Corinthians.

Puede que el pensamiento del torcedor brasileño se haya encontrado con esa teoría de Tite. Durante el juego de cuartos de final del viernes por la noche, la señal SBT, dueña de los derechos transmisivos de la Copa América en el país, registró un promedio de 11,5 puntos de rating (con picos de 14,8); por su parte, en el horario del Brasil vs. Chile , la tradicional cadena Globo, que supo ser la “casa” de la selección durante décadas, venció por goleada en audiencia; primero, con el Jornal Nacional (principal noticiero), y después con un capítulo extendido de la novela Imperio, que alcanzaron 25 y 24,4 puntos de rating, respectivamente.

La medición de la preferencia televisiva de los brasileños es el termómetro más adecuado en tiempos en los cuales es imposible acudir al estadio. En Río de Janeiro, por ejemplo, los cariocas suelen prestarle más atención a la participación de Flamengo, Fluminense, Vasco o Botafogo, que continúan disputando la Serie A y B del Campeonato Brasileño, que a la Copa América que se disputa en su propia ciudad, con estrellas del tamaño de Neymar y compañía.

Un aficionado toma una foto desde un apartamento antes de un partido del grupo B entre Brasil y Ecuador como parte de la Copa América Brasil 2021 en el Estadio Olímpico el 27 de junio de 2021 en Goiania, Brasil.
Miguel Schincariol


Un aficionado toma una foto desde un apartamento antes de un partido del grupo B entre Brasil y Ecuador como parte de la Copa América Brasil 2021 en el Estadio Olímpico el 27 de junio de 2021 en Goiania, Brasil. (Miguel Schincariol/)

Los torcedores brasileños no están en contra de su selección ni la repudian, simplemente no se sienten atraídos por el juego de la Verdeamarela; una selección efectiva como pocas, sobre todo, desde que Tite asumió como entrenador. En los 59 partidos bajo el mandato del entrenador gaúcho, Brasil no recibió goles en 41 encuentros, lo que marca un brutal porcentaje de 69,5% de valla invicta , una estadística que despierta envidia en técnicos de todo el mundo, de todas las ligas. Pero eso no alcanza para el fanático, los números no llegan a los ojos, y menos al corazón. Durante esta fría Copa América, el único remedio para combatir la apatía de los torcedores parece ser una hipotética y esperada final ante la Argentina de Lionel Messi. Allí, la historia promete ser diferente.

La Guerra de Chile

Después de la eliminación de Chile de la Copa América, Arturo Vidal, mediocampista de La Roja, disparó con munición pesada contra Brasil. “Me duele perder y saber que no podremos pelear el título que todos queremos. Pero me voy tranquilo porque dejamos la vida en la cancha y volvimos a tener a Brasil de rodillas”, escribió en sus redes sociales King Arturo. “Lo mejor es que nos volveremos a ver en septiembre en nuestra casa y allí estaremos mejor preparados y veremos quién gana”, agregó, haciendo referencia a la próxima jornada de Eliminatorias Sudamericanas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la foto publicada por Vidal junto a su texto, Neymar aparecía arrodillado, rezando. El crack brasileño de París Saint-Germain no se quedó callado y también respondió por medio de las redes sociales. “Los débiles intentan mantenerse de pie, los fuertes se mantienen en la fe”, escribió, junto a una imagen en la cual aparece con el balón en los pies y, detrás, el volante chileno tendido en el suelo, superado.

El 1° de septiembre, Brasil y Chile volverán a verse las caras, en Santiago, y allí se escribirá otro capítulo de este duelo entre los principales jugadores de ambas selecciones; esta vez, en su camino hacia el Mundial de Qatar, en 2022.

Caboclo seguirá “separado” de su cargo por otros 60 días

La Comisión de Ética de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) tomó dos decisiones importantes este fin de semana. Por un lado, rechazó un pedido de Rogerio Caboclo, presidente separado de su cargo por denuncias de abuso sexual y moral, para retomar el comando de la entidad.

Las banderas de la Copa América se muestran en las gradas vacías ya que no se permiten espectadores debido a las restricciones de COVID-19 antes de un partido entre Brasil y Perú como parte del Grupo B de la Copa América Brasil 2021 en el Estadio Olímpico Nilton Santos el 17 de junio de 2021 en Río de Janeiro, Brasil.
Buda Mendes


Las banderas de la Copa América se muestran en las gradas vacías ya que no se permiten espectadores debido a las restricciones de COVID-19 antes de un partido entre Brasil y Perú como parte del Grupo B de la Copa América Brasil 2021 en el Estadio Olímpico Nilton Santos el 17 de junio de 2021 en Río de Janeiro, Brasil. (Buda Mendes/)

Horas después de esa definición, la Comisión de Ética también difundió que prorrogará durante 60 días más la separación de Caboclo de su cargo de presidente de la CBF. Esta última determinación llegó horas antes de la fecha en la cual el dirigente debía retomar sus funciones, este lunes 5 de julio.

Sin embargo, la nueva pena mantendrá a Caboclo alejado, al menos, hasta septiembre. En una nota pública, el expresidente de la CBF se descargó, calificando a la nueva decisión como “una injusticia” y manifestando su “inconformismo e indignación” con la sanción que, según él, no es más que “un golpe orquestado” por Marco Polo Del Nero, quien también estuvo al frente de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.