Copa América. Lionel Messi, la selección y la dimensión extraordinaria: el récord que no podrán quitarle por décadas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Tenía 17 años Messi cuando debutó en la selección; a tres días de cumplir 34, mantiene la obsesión de ganar un título con la selección
Ilustración

Leonardo Franco; Lionel Scaloni, Roberto Ayala, Gabriel Heinze y Juan Pablo Sorin; Lucho González, Lucas Bernardi y Maximiliano Rodríguez; Andrés D’Alessandro; Lisandro López y Hernán Crespo. Ese fue el equipo titular que eligió José Pekerman el 17 de agosto de 2005 para enfrentar a Hungría, en Budapest, en un amistoso sin destino de recuerdo…, salvo que en el segundo tiempo debutó un tal Messi. Estuvo en la cancha 1m32s: tocó tres pelotas y afuera. Tan fugaz, y sin embargo se hablará toda la vida. Pero hoy es una anécdota. Hoy toma valor porque se trató del primer eslabón de una increíble cadena que deposita a Lionel Messi frente a otro récord. Otro más. Esta noche, ante Paraguay, alcanzará a Javier Mascherano como el futbolista con más presencias en la historia de la Argentina. Una obviedad, sí: nacía la leyenda. Para entender mejor el peso del dato: desde aquel día en Budapest hasta hoy, la selección habrá disputado 204 encuentros y para Messi será el número 147. Nunca, y nunca incluye a Diego Armando Maradona, los caminos fueron tan paralelos.

Lionel Messi, una vida en la selección argentina: debutó en la mayor con 17 años y el próximo jueves cumplirá 34
Lionel Messi, una vida en la selección argentina: debutó en la mayor con 17 años y el próximo jueves cumplirá 34


Lionel Messi, una vida en la selección argentina: debutó en la mayor con 17 años y el próximo jueves cumplirá 34

“Si liderar es influir… ¿Quién influyó más que Messi en los últimos 15 años en el fútbol mundial?”, se preguntaba hace algunos días Jorge Valdano en una entrevista con LA NACION. La consulta era un recurso para envasar su elogio al rosarino. Messi ha sido la selección argentina en este siglo: sostuvo a los diferentes representativos en el mapa, los condujo hasta el umbral de la gloria y no ha podido coronarlos. Ha sido su alma y su dueño, sí, también, con algunos excesos intervencionistas. Muchas veces en silencio, con gestos y actitudes que disciplinaron. Desde el adolescente que prefería no salir de su habitación, hasta este capitán activo y presente.

Lionel Scaloni y su preocupación para el cruce con Paraguay

Ha sufrido mucho más de lo que ha disfrutado. Las peores sensaciones de su carrera están asociadas con la selección. Lleva cuatro mundiales y va por la sexta Copa América sin ganar nada. Inconformista, nunca desistió. Una breve renuncia en 2016 que solamente sirvió para volver a tomar impulso. El deseo de pertenencia es una virtud que bien tendría que haberse ganado mucho antes el respeto popular.

La deuda interna de no haber alzado ninguna copa le quema, tanto como le dolía no atrapar el afecto en su país. Ganó esa batalla, titánica; quizás, muchos se hubiesen rendido. Es que fue despellejado, calumniado y desacreditado. Hasta humillado en alguna oportunidad. Durante mucho tiempo, muchos argentinos sometieron a Messi a pruebas que nadie podría superar. “Les aconsejo que no le pongáis a prueba”, advirtió alguna vez Pep Guardiola. Lo seguirá intentando.

La trayectoria más extensa en la selección pertenece a Maradona: del 27 de febrero de 1977 al 25 de julio de 1994, completó 17 años, 3 meses y 29 días. Aunque estuvo más de tres años sin jugar entre julio del ’90 y octubre del ’93. Messi no ha tenido paréntesis, y en Qatar también podrá atrapar ese registro.

Aunque al que menos le importa es a él. “Los récords los dejo para los especialistas que se dedican a las estadísticas. Yo sólo juego y nada más. No estoy obsesionado por batir marcas. Lo que quiero es ganar títulos. Lo diré siempre: cambiaría todos los récords por consagrarnos en un Mundial. Por hacer feliz a la gente de mi país”, le contaba a LA NACION hace un tiempo. Nunca modificó su opinión en este punto. Siempre dijo que cambiaría sus Balones de Oro, por ejemplo, y son seis, con tal de ganar algo con la selección.

Un día el hombre récord fue Oscar Ruggeri. Luego, lo superó Diego Simeone, el primero en la historia en quebrar la barrera de los 100 partidos. Pero al ‘Cholo’ le quitó el registro Roberto Ayala; luego, el dueño de la plusmarca fue Javier Zanetti y más tarde tomó el testimonio Javier Mascherano. Hasta esta noche. Es cierto que los récords están para quebrarlos…, pero quitárselo a Messi llevará mucho, mucho tiempo. Quizás, ni haya nacido ese mortal. Para alcanzar estas cifras hay que sostenerse alrededor de 15 años en la selección, y jugar, jugar siempre. Un privilegio de elegidos. Sin perder de vista que, además, Messi ampliará esta marca… pisará los 170 encuentros, quizás.

Tabla de posiciones de la Copa América Brasil 2021, en vivo: así están los dos grupos

¿Quiénes se encuentran más cerca, hoy, en actividad? Di María, con 107. ¿Y después? Sergio Agüero, con 98, y Nicolás Otamendi, con 77. Los tres, fuera de carrera por su edad. De la generación del recambio, los más experimentados son Leandro Paredes (31), Marcos Acuña (30), Paulo Dybala (29), Lo Celso (26)… un abismo los separa de Messi. Como en la tabla de goleadores, con Messi al frente con 73 gritos, seguido por Agüero (41), Di María (20) y nadie más en el horizonte. Reinará el rosarino en estos dos rubros por mucho, mucho tiempo.

El récord de goles en la selección es suyo, 73, y seguirá creciendo; el récord de partidos esta noche también será suyo, 147, y seguirá creciendo... Messi y la dimensión extraordinaria
Wagner Meier


El récord de goles en la selección es suyo, 73, y seguirá creciendo; el récord de partidos esta noche también será suyo, 147, y seguirá creciendo... Messi y la dimensión extraordinaria (Wagner Meier/)

Aparece Paraguay. Si se trata de Messi frente a los guaraníes, se despliega una carta de emociones. La paleta de colores descubre todo. El debut oficial, la noche que fue figura desde el banco de suplentes, un empate con aroma a fin de ciclo, el primer festejo de tiro libre, una derrota dolorosa y una goleada escandalosa, la clasificación para Sudáfrica 2014 con una actuación que nadie se olvida en el Defensores del Chaco, el triunfo que se le escapó en el descuento y un penal para contener la respiración. ¿Todo eso? Todo eso. En Asunción, en el Monumental, en la Bombonera y en Córdoba. En Venezuela, en Chile y en Brasil, en Belo Horizonte y esta noche en Brasilia. Messi-Paraguay, los antecedentes son un antídoto contra la intrascendencia.

¿Cómo detener a Messi? el uruguayo Camilo Cándido apela a todos los recursos necesarios para contener al capitán argentino
Eraldo Peres


¿Cómo detener a Messi? el uruguayo Camilo Cándido apela a todos los recursos necesarios para contener al capitán argentino (Eraldo Peres/)

El repaso contra Paraguay arroja instantáneas únicas. Desde el origen. Es que apenas 17 días más tarde del bautismo con expulsión en el amistoso con Hungría... debutaba oficialmente en la selección el 3 de septiembre de 2005. Sí, contra Paraguay, en Asunción, entró en los últimos diez minutos por el ‘Chelito’ Delgado y fue derrota 1-0. En la Copa América de 2007 ingresó por Esteban Cambiasso en el minuto 67 y transformó la dinámica del juego para la victoria que tuvo un extraño goleador: Javier Mascherano. En 2012, en Córdoba, por las eliminatorias, descubriría una vía al gol inexplorada hasta entonces: el tiro libre. A Paraguay le hizo el primero y ya lleva siete en la selección. En la Copa de 2019, tras perder con Colombia en el debut, también caía con Paraguay. Penal para la Argentina. El anterior, Messi lo había fallado ante Islandia, en el Mundial. Pero ahora acertó y la selección rescató un empate; si lo erraba, tal vez hoy nada sería igual. Especialmente para Scaloni.

Tan lejos, tan cerca... Lionel Messi y el trofeo de  la Copa América, a unos pasos
Tan lejos, tan cerca... Lionel Messi y el trofeo de la Copa América, a unos pasos


Tan lejos, tan cerca... Lionel Messi y el trofeo de la Copa América, a unos pasos

Casualidad, o no, Paraguay aparece en varios pasajes trascendentes de Messi en la selección. Y el instante fundacional, para el final, aunque haya sido en juveniles: el 29 de junio de 2004, el célebre amistoso fantasma organizado contrarreloj para traer desde Barcelona a ese pibe que los españoles insistían con nacionalizar. ¿El rival para el operativo blindaje? Paraguay. Messi entró por Pablo Barrientos en el entretiempo y en una apilada marcó para el 8 a 0 decorativo. Acababa de cumplir 17 años, y hoy está a tres días de los 34. El mismo compromiso después de mil cicatrices, la misma ilusión de ganar un título con la selección. El sueño del adolescente, la obsesión del hombre de la bala de plata.

Diego Maradona, de 1977 a 1994, y Lionel Messi, de 2005 hasta hoy; sensaciones únicas
Diego Maradona, de 1977 a 1994, y Lionel Messi, de 2005 hasta hoy; sensaciones únicas


Diego Maradona, de 1977 a 1994, y Lionel Messi, de 2005 hasta hoy; sensaciones únicas

NUMEROS DE FÁBULA

88

VICTORIAS suma Messi en sus 146 partidos hasta hoy, y es récord; empató 29 y perdió otros 29.

73

GOLES suma Messi en la selección; lo siguen Batistuta (54), Agüero (41), Crespo (35), Maradona (34). Siete los hizo de tiro libre. Y seis veces marcó por triplicado: Suiza, Brasil, Guatemala, Panamá, Ecuador y Haití.

48

ASISTENCIAS entregó en sus casi 16 años de selección. También es récord.

14

PARTIDOS jugó en los años 2007 y 2014, los dos con más presencias. El año que convirtió más goles fue 2012: precisamente, 12.

71

VECES llevó la cinta de capitán -récord- y marcó 56 tantos en esa condición. Sí, récor.

19

PARTIDOS por Mundiales (3 en 2006; 5 en 2010; 7 en 20′14, y 4 en 2018); por ahora lo superan Maradona (21) y Mascherano (20). Si se clasifica para Qatar, será su quinta Copa del Mundo y marcará...sí, un récord.

51

PARTIDOS jugó Messi por eliminatorias (3 en 2006; 18 en 2010; 14 en 2014; 10 en 2018; 6 para 2022), una marca que hasta hoy comparte con Zanetti. Pero en breve será solo del rosarino.

29

PARTIDOS por Copa América, un registro único; lo siguen Mascherano (26), Zanetti (22), Ruggeri (21) y José Salomón (21).

6

GOLES marcó en mundiales, como Mario Kempes, y persigue a Batistuta (10) y a Maradona y Guillemo Stábile (8). En la Copa América lleva 10 tantos, detrás de “Tucho” Méndez (17), Batistuta y el “Charro” Moreno (13), y Herminio Masantonio (11).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.