Copa América: Jair Bolsonaro le dio un fuerte respaldó a la realización del torneo

·2  min de lectura
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, festeja con la selección la obtención del trofeo en la Copa América de 2019; dos años después, el certamen volverá a jugarse en territorio brasileño
CARL DE SOUZA

En medio de una polémica enorme por el cambio de sede de la Copa América, que pasó de la Argentina a Brasil, y pese a la gran cantidad de contagios de coronavirus, el presidente Jair Bolsonaro le dio un fuerte respaldo a la organización del certamen en su país. “Todos mis ministros, incluyendo al de Salud están de acuerdo en que se juegue el torneo” , dijo en declaraciones ante un grupo de seguidores frente al Palacio de la Alvorada.

Y argumentó el motivo principal por el que cree que no hay problemas para jugar el campeonato en Brasil. “Conversé con la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) y todos los ministros sobre la Copa América. Se está jugando la Libertadores, la Sudamericana, la eliminatoria de la Copa del Mundo. Tenemos un partido contra Ecuador el viernes. Nadie dice nada, no tienen problemas con todos esos partidos que ya se están jugando. ¿Por qué quieren condenar la realización de la Copa América? ”.

"¡Vergüenza!". La respuesta del fútbol de Brasil tras la noticia de la Copa América

Además, fiel a su estilo, arremetió contra la prensa. “Esta es la presión de esta prensa llamada Globo, porque la transmisión será de SBT. Por eso están en contra. El protocolo es el mismo de la Libertadores, la Sudamericana y las eliminatorias. ¿Voy a parar la Copa Libertadores, entonces? La Copa América se va a jugar. ¡TV Globo, ustedes perdieron!”.

La Copa América, que debe comenzar el próximo 13 de junio. Se iba a celebrar por primera vez en la historia en dos sedes, Colombia y Argentina. No obstante, una serie de protestas violentas hizo que Colombia perdiera la sede. Este domingo, la Argentina también desistió de la organización debido a la delicada situación sanitaria del país por la pandemia de coronavirus.

 Jair Bolsonaro con presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez
archivo


Jair Bolsonaro con presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez (archivo/)

En medio de protestas y con varias ciudades que ya se negaron a ser sedes del torneo, Bolsonaro insistió con que el torneo se jugará normalmente, aunque aún no se sabe dónde.

Brasil sumaba, hasta ayer, 462.791 muertos por la pandemia y, en la última semana, ha registrado una media de más de 60.000 nuevos casos y casi 1900 muertes por día, según datos ofrecidos por el Ministerio de Salud.

Agencia Reuters