Copa América: Dibu Martínez suma méritos para adueñarse del arco de la selección argentina

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Emiliano Martínez, el dueño del arco argentino en la Copa América
Buda Mendes / Getty Images

Tres partidos en 12 días, tres empates. Las tres oportunidades en ventaja y en ninguna de ellas la selección argentina logró quedarse con el triunfo. Eliminatorias y Copa América. Pasó Chile dos veces y una Colombia. Dentro de las pocas certezas en el equipo de Lionel Scaloni aparece Emiliano Martínez. “Dibu” le ganó la pulseada a Franco Armani, a quien el técnico del conjunto nacional siempre consideró como su titular a lo largo de su ciclo en los últimos años. Y en el debut en el torneo subcontinental en el estadio Nilton Santos, de Río de Janeiro, el arquero que milita en Aston Villa brindó seguridad y resultó uno de los puntos altos en el empate 1-1 contra Chile.

Martínez, de 28 años, había disputado sus dos primeros compromisos como guardavalla argentino en la reciente ventana de eliminatorias. En su estreno, contra Chile, sufrió la conquista de Alexis Sánchez. Si bien no tuvo responsabilidad directa en el gol, se lo vio estático en esa jugada dentro del área chica. Luego, frente a Colombia, no pudo completar su segundo encuentro por un duro golpe que le provocó Yerry Mina. Tras un salto, el impacto en la nunca contra el campo de juego le hizo perder el conocimiento y tuvo que ser trasladado de urgencia en una ambulancia a una clínica para completar unos estudios. Se marchó llorando y fue reemplazado por Agustín Marchesín.

En Río de Janeiro, sin demasiada participación en el juego en los primeros 15 minutos -Chile se mostró bastante replegado y la Argentina lo atacó- Martínez exhibió voz de mando en un par de aproximaciones aisladas de los dirigidos por Martín Lasarte. “¡Más adelante, más adelante!”, les gritó a sus compañeros en un córner. Acto siguiente, se dirigió a Paredes, que había encimado a Arturo Vidal: “¡Que no tire el centro, Lean, que no lo tire!”. Apenas a los 26 vio pasar lejos de su arco un disparo de Jean Meneses. Un rato más tarde, a los 33, de un pelotazo largo que partió de su pie derecho nació la infracción de Erick Pulgar sobre Giovani Lo Celso que derivó en el golazo de tiro libre de Lionel Messi. Martínez, espectador de lujo en la primera parte, lo gritó con alma y vida.

El VAR, el reclamo argentino por el penal y la protesta tras el gol de Vargas por una supuesta mano

Poco acompañado por los centrales Lucas Martínez Quarta y Nicolás Otamendi a lo largo de todo el partido, el arquero que entre 2009 y 2011 participó en las Sub 17 y Sub 20 se lució en el comienzo del segundo tiempo. A los 7 minutos respondió con solvencia y seguridad en un mano a mano con Eduardo Vargas, pero acto seguido Nicolás Tagliafico le cometió penal a Arturo Vidal. Confiado, Martínez intuyó el disparo del volante de Inter, de Italia -una salvada estupenda que además rebotó en el travesaño- y el propio Vargas marcó de cabeza el 1-1. Otra vez volvió a quedar solo: sus compañeros tardaron una eternidad en reaccionar para ir en busca de la pelota. “A pesar de la atajada en el penal me quedó un sabor amargo. Fue una lástima por cómo le quedó el rebote a ellos”, analizó Martínez.

Emiliano Martínez fue uno de los puntos altos de la selección argentina en el empate 1-1 con Chile por la Copa América
Buda Mendes / Getty Images


Emiliano Martínez fue uno de los puntos altos de la selección argentina en el empate 1-1 con Chile por la Copa América ( Buda Mendes / Getty Images/)

Más allá de la igualdad, la actuación del arquero le sirvió para subir un par de peldaños en la consideración del entrenador y los hinchas. Es cierto también que alrededor del arco argentino se armó una especie de novela. Puertas adentro explican que el DT quedó muy conforme con la tarea de Martínez en los duelos contra Chile y Colombia. Esa primera noche, en Santiago del Estero, por primera vez no había estado Armani en un partido oficial desde que Scaloni dirige a la selección. Había encadenado diez juegos consecutivamente, entre la Copa América 2019 y las eliminatorias. Agustín Marchesín y Juan Musso son los otros integrantes que integran la lista en esa posición.

El homenaje a Diego Maradona antes del partido entre Argentina y Chile por la Copa América

Siempre en las entrañas de lo que se vive en el día a día del predio de Ezeiza, en los últimos entrenamientos “Dibu” respondió de acuerdo a lo que esperaban en el seno del cuerpo técnico. Es por eso que empezaron a considerarlo con mucha seriedad en el puesto, pese a que Armani -su PCR recién dio negativo de coronavirus poco antes del comienzo del torneo- nunca lo perdió adentro de la cancha. En el aire de este culebrón quedó flotando otro interrogante: llamó la atención la ausencia del arquero de River en Santiago, si la provincia no le iba a impedir el ingreso como parte de una delegación deportiva que iba a viajar en modo ‘burbuja’. Algo parecido a lo que sucedió en Barranquilla, con un criterio similar.

Arturo Vidal remata el penal y Dibu Martínez se arroja para contenerlo, pero no podrá con el rebote que Vargas mandó a la red
Buda Mendes / Getty Images


Arturo Vidal remata el penal y Dibu Martínez se arroja para contenerlo, pero no podrá con el rebote que Vargas mandó a la red ( Buda Mendes / Getty Images/)

El arquero argentino está cumpliendo uno de sus grandes sueños. Arsenal, de Inglaterra, fue quien primero puso la mirada en “Dibu”. Los ojeadores del equipo londinense lo vieron jugando con la camiseta argentina en la selección sub 17 y le ofrecieron un millón de euros a Independiente, dueño de su pase. Era 2009 y, con la propuesta en la mano, se la jugó y viajó a Europa. Hoy, a los 28 años, su espalda carga varias batallas. Oxford, Sheffield, Rotherham, Wolverhampton y Reading fueron sus ciudades en Inglaterra. Getafe, en España.

Argentina - Chile: la selección hizo el mayor esfuerzo, pero no pudo pasar del 1 a 1 en su debut en la Copa América

Ya en este último año, la temporada de Martínez en Aston Villa resultó excelsa. Fue elegido por los simpatizantes de su equipo como el mejor jugador del año y cerró la Premier League como el tercer arquero con más vallas invictas: 15. En la Argentina, finalmente, ya empezó a sumar minutos. “Creo que en los tres partidos que jugamos fuimos superiores al rival, pero en este último contra Chile tuvimos seis o siete chances claras y no pudimos liquidarlo. Ellos se llevaron un gran empate y para nosotros quedó un sabor amargo”, indicó.

“Todos mis esfuerzos en el fútbol son para consagrarme en la selección”, confesó alguna vez Emiliano Martínez. Frente a Chile le faltó una pizca de suerte, aunque redondeó una tarea sólida. Estará en sus manos, una vez más, ratificar su lugar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.