Copa América. Dibu Martínez, el arquero que no duda: se prometió volver a Inglaterra como campeón de América

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El nuevo dueño del arco argentino: Emiliano Martínez, en acción en la semifinal de la Copa América contra Colombia
EVARISTO SA

Emiliano Martínez no necesitó que ningún compañero del seleccionado lo espoleara con un “hoy te convertís en héroe”, como lo hizo Javier Mascherano con Sergio Romero en los penales ante Holanda en el Mundial 2104, para alcanzar el récord de atajar tres remates contra Colombia. El marplatense tiene su propio mantra. Sus allegados más cercanos dicen que se la pasa repitiendo que a Inglaterra vuelve como campeón de la Copa América.

Su propensión a la hazaña es el producto de un arquero que puso sus condiciones y mentalidad al servicio de un arduo proceso de formación en el fútbol inglés. Un recorrido de once años, que empezó con edad de adolescente, y lo llevó por categorías y partidos oscuros, opuestos a los reflectores que desde la medianoche del martes lo alumbran como la gran figura de la clasificación argentina a la final.

Vuela Dibu Martínez para tapar uno de los penales colombianos en la dramática definición en el estadio Mané Garrincha
EVARISTO SA


Vuela Dibu Martínez para tapar uno de los penales colombianos en la dramática definición en el estadio Mané Garrincha (EVARISTO SA/)

Arquero de proponerse metas y perseguirlas con obstinación, cuando empezó a ser tenido en cuenta en las convocatorias de Lionel Scaloni se fijó el objetivo de ser titular en la Copa América, según confirman desde su entorno. Por entonces, había algo que escapaba a su control: el técnico le venía confiando el arco a Franco Armani. Pero había una decisión que sí dependía de él y la tomó con un convencimiento absoluto: salir de Arsenal, donde ni haber atajado en las finales de la FA Cup y la Community Shield (Supercopa inglesa), con la conquista de sendos títulos frente a Chelsea y Liverpool, le aseguraba la continuidad que él ya considerable impostergable para tener una oportunidad bajo los tres palos del seleccionado.

Emocionado por el abrazo que le dio Messi tras haber sido el héroe en los penales
EVARISTO SA


Emocionado por el abrazo que le dio Messi tras haber sido el héroe en los penales (EVARISTO SA/)

Cuando antes del comienzo de la temporada pasada Arsenal le comunicó que el alemán Leno seguiría siendo el N° 1, Dibu Martínez, con 28 años, planteó que ya no quería esperar más y necesitaba una transferencia. De sus aptitudes y valor no había dudas. Atrás habían quedados varios préstamos a equipos de tercera (Oxford) y segunda división (Reading y Rotherham, a quienes ayudó a evitar el descenso, Wolverhampton y Sheffield Wednesday).

Un amplio y áspero tour por la periferia del fútbol inglés, del que surgió con el carácter reforzado ante cada momento de duda sobre su futuro. La incertidumbre no fue poca, porque llegó a pensar que el proceso de aprendizaje al que lo sometía Arsenal era interminable. Había llegado al club de Londres con 18 años, acompañado por Pepé Santoro, su maestro en las inferiores de Independiente, que le hizo ver la conveniencia de quedarse en los primeros tiempos que extrañaba Buenos Aires y a su familia. Ya más maduro, tras una experiencia insatisfactoria en Getafe, combatió la impaciencia con los consejos de su representante, Gustavo Goñi, y la asistencia psicológica de un profesional de Arsenal, a quien mantiene tras contratarlo de manera personal.

La tanda de penales en la que fue decisivo y dio que hablar

Su vínculo de 11 años con los Gunners, cuyos ojeadores lo habían descubierto en el seleccionado argentino Sub 17 durante un Sudamericano, se cerró con una transferencia a Aston Villa por 21,5 millones de euros, cifra que lo transformó en el arquero argentino más caro de la historia.

Si ya estaba bien considerado por Scaloni, su temporada en el club de la apacible Birmingham convenció más al entrenador de que le daría una oportunidad ante la primera eventualidad. Y esa hendija se abrió con el positivo por covid-19 de Armani. Detrás del guardavalla de River estaba esperando quien había sido elegido el mejor arquero de la Premier League, presente a tiempo completo en las 38 fechas, con 15 cleen sheets (cotejos sin recibir goles). Un rendimiento que incluyó una pequeña revancha personal: los dos encuentros ante Arsenal fueron con triunfos para Aston Villa por 3-0 y 1-0. Dibu tiene palabras de agradecimiento para los Gunners, pero no compartió la decisión de que no le dieran un torneo completo para asentarse.

Una atajada durante el empate 1-1 con Colombia
NELSON ALMEIDA


Una atajada durante el empate 1-1 con Colombia (NELSON ALMEIDA/)

La ocasión y el debut con el buzo del seleccionado le llegaron hace poco más de un mes, por las eliminatorias, ante Chile. Ya no salió más. Mejor dicho, solo un golpe del colombiano Yerry Mina en el rostro, en el encuentro en Barranquilla por las eliminatorias, lo sacó de la cancha y lo mandó a un hospital. Al zaguero se lo volvió a encontrar en la semifinal de Brasilia y lo desafió con varias provocaciones en la definición por penales.

Quienes están cerca de él cuentan que el subidón emocional no se debió solo a los tres penales atajados. Le llegaron muy hondo el fuerte abrazo que le dio Lionel Messi y los elogios “fenómeno” y “bestia” que le dedicó el capitán. Por su personalidad y carácter está subiendo rápidamente en la escala de referentes dentro del plantel, sin dejar de tener una relación de ayuda mutua con Armani y los otros dos arqueros. El grupo transmite la unión que se cocina adentro. Hace unos días, personal administrativo de la AFA lo fue a buscar a una práctica para avisarle que su esposa inglesa Mandinha, hija de un portugués y una brasileña, había roto bolsa y estaba por alumbrar en Inglaterra a Ava, segunda hija y hermana de Santi.

A Martinez le alcanzó con unos pocos partidos para convertirse en un indiscutido del arco del seleccionado
EVARISTO SA


A Martinez le alcanzó con unos pocos partidos para convertirse en un indiscutido del arco del seleccionado (EVARISTO SA/)

En medio de algunos de sus excesos verbales en los penales contra los ejecutantes colombianos, tampoco se olvidó de que el arquero rival era David Ospina, que le hizo sombra en Arsenal. El sábado, en el otro extremo de la cancha estará Ederson (Manchester City), con el que compite por ser el mejor de la Premier League. Todos estímulos para cumplir con su idea fija de volver a Inglaterra como campeón de América. Sería la revancha de su primer viaje a Londres, en 2010, cuando se subió al avión tras perder por penales la final del Sudamericano Sub 17 ante Brasil.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.