Copa América. Brasil - Argentina: a Tite, ni el insomnio lo frena contra los equipos albicelestes

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Tite por el aire, en brazos de sus dirigidos en 2019; puede convertirse en el primer entrenador que conquista dos Copas América, consecutivas y ambas, invicto
Twitter @FTrucce18

Números que aterran. ¿O alientan la esperanza para dar el golpe? Brasil jugó 34 partidos oficiales en el estadio Maracanã y cosechó 26 victorias, siete empates y una, apenas una, solamente una derrota. Sí, el Maracanazo de 1950 de Uruguay. ¿Habrá otro a la vista? Brasil ganó todas las Copas América que organizó. Brasil ganó las últimas cinco finales que jugó por esta competencia. Neymar nunca perdió en el Maracanã, ni con Santos ni con la selección verdeamarela. Disputó dos finales en el coloso…, ganó las dos y convirtió en ambas: en 2013, en el 3-0 a España por la Copa de las Confederaciones, y en 2016, en el empate 1-1 con Alemania en la definición de los Juegos Olímpicos, que conquistaría el ‘Scratch’ con un penal decisivo marcado por Neymar. Tite puede ser el primer entrenador en conquistar dos veces consecutivas la Copa América y de manera invicta ambas. Además, Tite nunca perdió un partido en suelo brasileño como director técnico de la selección. Todo se lee intimidante. Tan cierto como que un día, las rachas se cortan.

Preocupación por el Maracaná: en qué estado se encuentra el campo de juego

Carlos Alberto Parreira y Dunga ya le ganaron una final de Copa América a la Albiceleste, en 2004 y 2007, respectivamente. Y Tite la eliminó del torneo en 2019, fresco recuerdo. Como también Brasil le mostró la salida a la Argentina en Uruguay ’95 de la mano de Mario Zagallo, y también en Paraguay ’99, con Vanderlei Luxemburgo como entrenador. Claro, nadie la amargó dos veces seguida. Tite cuenta que le provoca insomnio enfrentar a Messi, pero contra la Argentina se siente bastante cómodo. En el plano de las selecciones y desde antes, a nivel clubes también. Desde que asumió en la Canarinha, en 2016, ganó tres veces el superclásico y perdió dos. Entre las tres victorias figuran dos encuentros oficiales, por las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018 y en la Copa América 2019. Por los puntos, en los duelos que valen. Entre las derrotas hay dos amistosos decorativos, jugosos comercialmente, en Melbourne y Ryad, pero sin poder de daño. Para las estadísticas nomás.

El Brasil de Tite ya está en Rusia 2018 y la Argentina de Bauza lucha por ello
El Brasil de Tite ya está en Rusia 2018 y la Argentina de Bauza lucha por ello


Adelante, desenfocado, el Patón Bauza; Tite arrolló a la selección argentina por 3-0 camino al Mundial de Rusia, en Belo Horizonte

Primero goleó 3-0 a la selección de Edgardo Bauza, durante el calvario albiceleste rumbo al Mundial de Rusia. Y estaba Messi en el estadio Mineirao. También se impuso en Yeda, en otra prueba con fines económicos, con un cabezazo del zaguero Mirada cuando se consumía el tiempo adicionado. Y la victoria en la Copa 2019, otra vez en el Mineirao, y envuelta de polémicas con el VAR hasta hoy. ¿Las caídas? El día del debut de Jorge Sampaoli, un revés 1-0 injusto porque el segundo tiempo fue un monólogo del ‘Scratch’ y en noviembre de 2019, otro 1-0, la tarde que Gabriel Jesús erró un penal, de inmediato Alisson le atajó uno a Messi y el capitán anotó del rebote. Después, la selección resistió. Fue el último traspié del ciclo Tite.

Pero más allá de los choques entre las selecciones, definitivamente el fútbol argentino le sienta bien a Tite. Él fue el conductor de Corinthians, que en 2012 le ganó la final de la Copa Libertadores al Boca de Julio César Falcioni y el rebelde Juan Román Riquelme. Mucho antes, en 2001, entonces como conductor de Gremio, en Buenos Aires y por la etapa de grupos de la Copa Mercosur, le ganó 4-2 en el estadio Monumental al River de Cambiasso, Ortega, D’Alessandro y Astrada; luego, en los cuartos de final, dejó en el camino a Talleres, que era dirigido por Mario Zanabria.

2012: El Corinthians de Tite fue superior al Boca de Julio César Falcioni y conquistó la Copa por primera vez
2012: El Corinthians de Tite fue superior al Boca de Julio César Falcioni y conquistó la Copa por primera vez


Año 2012: El Corinthians de Tite campeón de la Copa Libertadores..., frente al Boca de Falcioni

Y en 2008, desde el banco de Internacional de Porto Alegre, primero eliminó al Boca de Carlos Ischia en los cuartos de final de la Copa Sudamericana, y más tarde, en el juego decisivo, se quedó con el trofeo al vencer a Estudiantes. El Pincha, conducido por Leonardo Astrada, contaba con Sebastián Verón, Braña, Andújar, Alayes, Enzo Pérez, Mauro Boselli y la ‘Gata’ Fernández, entre otros. Aquel Inter de Tite, con Pablo Guiñazú y Andrés D’Alessandro como emblemas, ganó en La Plata y sostuvo un empate en el estadio gaucho de Beira-Rio para consagrarse. Vaya si sabrá de qué se trata amargar a los argentinos. Adenor Leonardo Bacchi, más conocido como Tite, tiene 60 años. Y hace mucho tiempo que entiende el peso de una rivalidad excepcional.

Una charla cordial de estos tiempos, en la antesala de la Copa América: Hernán Crespo fue a la concentración brasileña para visitar a Tite
Twitter @CBF_Futebol


Una charla cordial de estos tiempos, en la antesala de la Copa América: Hernán Crespo fue a la concentración brasileña para visitar a Tite (Twitter @CBF_Futebol/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.