La primera conversación entre Tapia y Sampaoli

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino contó que el técnico del Sevilla es el elegido para reemplazar a Bauza.

El contacto telefónico se dio después del mediodía. Antes, habían cruzado apenas mensajes. La mañana había arrancado brava para Jorge Sampaoli que, por huso horario, había amanecido más temprano que Claudio Tapia. Sevilla había intimado publicamente a AFA por estar negociando con su entrenador.

No había posible amenaza de denucia en la FIFA, pero  los dos argentinos coincidieron rápidamente en que lo mejor era respetar cierta formalidad: cancelaron la posibilidad de reunirse en Sevilla o en Valencia o en Barcelona, aprovechando el viaje de Chiqui a la capital catalana para juntarse con Lionel Messi. Entonces, lo resolvieron muy rápido. El presidente le comunicó que no había plan B y el entrenador respiró. Eso no quiere decir que haya técnico. Tampoco lo contrario. Es apenas una bandeja que baja e indica que las negociaciones van tomando carrera.

Sampaoli y Tapia forman parte de ese pequeño grupo de los que han torcido su destino de clase. Los dos salieron de afuera de Buenos Aires. Uno de un pequeño pueblo, Casilda. El otro de San Juan, aunque de chico migró a la capital. El Zurdo y el Chiqui se asumen, por separado, sin conocerse, como dos conquistadores. Sampaoli ganó su primer gran título en Emelec, la Copa Pacífico, en 2010, cuando tenía 50 años y cinco años después estaba en Zurich, Suiza, en la gala de la FIFA que lo ponía como el tercer mejor entrenador del mundo. Tapia fue un delantero de Barracas Central, al que la crisis institucional de ese club lo volvió presidente. Fue recolector de basura, militó en el sindicato de Camioneros, se casó con la hija del Secretario General de la CGT y aprendió todo de Hugo Moyano, vicepresidente de AFA y, claro, su suegro. 


En el parecer, los dos tenían que confirmarse al otro que, a priori, eran el Plan A de cada uno. Eso no quiere decir que Sampaoli vaya a ser el entrenador. Si no que van a vivir sin ansiedad este proceso. Fue la primera vez en que hablaron por teléfono y fue un primer paso. Sevilla tiene un calendario largo, todavía, y la idea es comenzar a negociar. La plata es un tema importante: las propuestas de Sevilla, la de Qatar y la de Holanda son mejores, como sea, que las de AFA. Eso lo saben de un lado y del otro. Y, para el caso del casildense, es algo que complica sobre todo en el armado del cuerpo técnico: en España, trabaja con un CT de 12 personas, vendría con 5, pero otros 7 son necesarios y AFA, prácticamente, no cuenta con empleados propios que puedan suplir la ausencia de dinero (carece, por ejemplo, de empleados en materia audiovisual).

La historia será larga. Existe, en el medio, la posibilidad de que Tapia se junte con Fernando Baredes, abogado del entrenador. Pero de acá a quince días no habrá entrenador definido.