Así convenció José Antonio García a Solari de ir al Atlante en 2009

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- Santiago Solari ya estuvo en México, conoce de lo que se trata la Liga MX y mucho tuvo que ver para que fuera elegido como nuevo director técnico del América.

El "Indiecito" jugó un año con los Potros, de 2009 a 2010, y quien lo convenció de esto fue José Antonio García, quien fuera presidente azulgrana, y que le llegó por el lado "del paraíso que era Cancún", sede de los azulgrana en esos tiempos, "además de que fue un buen golpe futbolístico y para el marketing del equipo".

Toño García recuerda, cómo fue el proceso para traerlo a México: "En uno de mis viajes a Argentina, fui a ver un partido de San Lorenzo, donde él jugaba… Me senté en el palco con el presidente (Marcelo) Tinelli, y ahí lo vi".

El interés surgió de inmediato: "Se me ocurrió traerlo al Atlante de inmediato; es que le daba una clase, un toque… El talento se notaba a leguas en las jugadas en las que participaba".

Así que inició el acto de convencimiento, de seducirlo: "Fui a cenar con él y le vendí la idea del Atlante, del paraíso que es Cancún, el conocía Cancún y le conseguí un departamento en 'Las Olas' que es la mejor playa que hay en Cancún, junto al hotel Presidente y resultó, le vino a dar un toque interesante al equipo, pero independientemente de lo que dio como jugador, también hay que contar que estuvo en el Inter de Milan, y en el Real Madrid, y esa noticia le daba la vuelta al mundo".

Además, el Potro participaría en el Mundial de Clubes: "Antes fuimos a participar en la Copa de la Paz, en Málaga y había 50 periodistas en el aeropuerto esperándonos. Con su llegaba busqué dos cosas, lo deportivo y el marketing".

Pero no todo fue miel, también hubo contratiempos, encontronazos como el que tuvo con el técnico José Guadalupe Cruz: "Soy detalles que en momento dado se van dando. Pepito es una persona que le gusta que sus equipos tengan mucha dinámica y que sean intensos, pero en algún momento dado no es lo mismo hacer correr a un chavo de 33 años que a uno de 24; de repente ahí hubo una pequeña fricción… Para eso está uno como directivo para salvaguardar los intereses de un club".

Ahora Santiago Solari regresa a México, ya no como jugador, no en el Atlante, sino como técnico del América: "Sabe lo que es el América, sabe lo que es México y la va a ir bien".