La continuidad de Kondogbia y el regreso de Carrasco en Granada

Agencia EFE
·3  min de lectura

Majadahonda (Madrid), 11 feb (EFE).- Cinco puntos por encima con dos partidos menos del Real Madrid, su perseguidor más cercano, el Atlético de Madrid ya enfoca al duelo de este sábado en Granada, con la continuidad en el once de Geoffrey Kondogbia, la vuelta de Yannick Carrasco y la reincorporación al medio de Marcos Llorente.

Son los trazos más novedosos de la alineación que planea Diego Simeone para una prueba exigente y transcendente, que toma más importancia porque el Atlético empató el pasado lunes ante el Celta, con el gol celeste a última hora para derribar una racha de ocho triunfos consecutivos, y porque sus rivales directos sí ganaron.

La configuración de la alineación está pendiente de José María Giménez. El central uruguayo, indiscutible en el esquema del entrenador argentino, sólo completó la primera parte de la sesión matutina en Majadahonda y después no participó en los insistentes ensayos tácticos tantos ofensivos como defensivos dirigidos por Simeone. El club rojiblanco no ha informado de ninguna dolencia.

Más allá de Giménez, que si está listo para el choque, como se prevé en principio en el equipo rojiblanco, será uno de los tres centrales titulares en el estadio Nuevo Los Cármenes, el once posiciona a Kondogbia ante su ocasión de consolidarse en él, una vez que Simeone le dará continuidad de inicio en la visita a Granada.

No había jugado de inicio un partido de LaLiga Santander desde su fichaje por el Atlético de Madrid a principios de noviembre, hasta el pasado lunes, en el 2-2 ante el Celta. En el segundo tiempo ofreció toda la versión que se puede esperar de él; omnipresente en el corte, ágil en la conducción y preciso en la distribución.

Es una buena noticia para el equipo rojiblanco y para el técnico, aparte de que reaviva la competencia por la titularidad en el medio centro cuando se acerca el tramo decisivo del curso y la eliminatoria de los octavos de final de la Liga de Campeones frente al Chelsea, que se jugará el próximo 23 de febrero en Bucarest.

"Estoy trabajando muy fuerte para cuando me toca intentar ayudar al equipo. Yo creo que es lo más importante. Si los jugadores que tienen menos minutos intentan ayudar a la plantilla es mejor para todos", expuso el pasado lunes tras su partido contra el Celta, el único de inicio en 14 jornadas a disposición de Simeone.

Kondogbia será el medio centro. A su izquierda jugará Koke Resurrección; a su derecha, Marcos Llorente, que retoma una posición más natural para él, porque al carril derecho, del que partió en los dos últimos duelos, ante las bajas de Carrasco y Kieran Trippier y por delante de Sime Vrsaljko, regresará el internacional belga.

Superada ya la Covid-19, de regreso a la convocatoria el pasado lunes ante el Celta, pero condicionado físicamente por no haberse entrenado en 11 días con el grupo, Carrasco ya está preparado para volver a la competición, aunque cambiará a la derecha. A la izquierda estará Saúl Ñíguez, según las pruebas del entrenador.

En la estructura de tres centrales, pendiente de Giménez (este jueves, Simeone suplió su ausencia en las pruebas tácticas con Renan Lodi), son seguros Stefan Savic a la derecha y Felipe Monteiro a la izquierda, una vez que Mario Hermoso sigue con su recuperación de la Covid-19. Se ha perdido los duelos contra el Cádiz y el Celta.

El ataque titular será de nuevo para Ángel Correa y Luis Suárez, una vez que Joao Félix aún no ha superado la Covid-19, que, además de Hermoso y él, también afecta todavía a otros tres jugadores de la plantilla del Atlético: los centrocampistas Thomas Lemar y Héctor Herrera y el delantero Moussa Dembélé.

Ninguno de los cinco se entrenó este jueves y, salvo novedad en las próximas horas, ninguno estará aún disponible para el encuentro del sábado, donde la sexta baja es Kieran Trippier, que aún cumple la sanción sin poder competir que le impuso la Federación Inglesa por incumplir las reglas de apuestas. No estará listo hasta marzo.

(c) Agencia EFE