La construcción de nuevas autopistas y carreteras no mejora los problemas de tráfico, según un estudio

Yahoo Noticias

El tráfico es una de las peores pesadillas para muchas personas que necesitan coger el coche todos los días para acudir a su puesto de trabajo. Pasar tanto tiempo parado dentro del vehículo por culpa de la congestión genera estrés y malestar, síntomas que se acaban convirtiendo en un factor de riesgo al volante.

Pues bien, las administraciones suelen combatir los problemas de tráfico construyendo nuevas vías o autopistas alternativas para descongestionar las carreteras que mayor carga soportan.

Las construcción de nuevas autopistas no solucionan los problemas de tráfico, según un estudio. (Crédito: Getty Images)
Las construcción de nuevas autopistas no solucionan los problemas de tráfico, según un estudio. (Crédito: Getty Images)

¿Pero realmente esta es la solución al problema? Pues no. Un informe reciente elaborado por la organización Transportation for America determina que la construcción de nuevas autopistas no es la solución al tráfico denso, sino que lo puede empeorar.

Tal y como recoge Gizmodo en un articulo, los autores del informe constataron que las grandes áreas urbanas de los Estados Unidos incorporaron 50.000 kilómetros de vías entre 1993 y 2017, lo que supone un 42% más. Esta cifra contrasta con el aumento de la población en estas zonas, que fue del 32% durante el mismo periodo.

Según este estudio, los conductores apuestan por la nuevas vías en detrimento de las antiguas y estas se acaban colapsando igual. (Crédito: Getty Images)
Según este estudio, los conductores apuestan por la nuevas vías en detrimento de las antiguas y estas se acaban colapsando igual. (Crédito: Getty Images)

Y a pesar de haber incrementado exponencialmente los kilómetros de vías, estos no han surtido ningún efecto ni han solucionado el problema del tráfico porque este ha crecido un 144% entre 1994 y 2019.

Según los autores del informe, inicialmente las nuevas infraestructuras suelen ser una solución, pero con el paso del tiempo se acaban convirtiendo en un problema porque los conductores abandonan las vías antiguas para circular por las más rápidas y modernas.

Las nuevas carreteras son una solución a corto plazo pero a la larga también se acaban congestionando. (Crédito: Getty Images)
Las nuevas carreteras son una solución a corto plazo pero a la larga también se acaban congestionando. (Crédito: Getty Images)

Además, según recoge el mismo informe, las nuevas carreteras hacen más accesibles algunas zonas con menor densidad de población, lo que provoca que mucha gente se mude a estas áreas y tengan que utilizar más el coche para poder desplazarse. Estos son solo algunos factores que destaca el estudio.

De manera que es el pez que se muerde la cola ya que, ante la congestión en las carreteras, se construyen nuevas infraestructuras que se acaban congestionando y así, el ciclo vuelve a empezar.

Finalmente, según el mismo estudio que recoge Gizmodo, en la ciudad de Jackson, Mississippi, la población creció un 9% entre 1993 y 2017. El área incrementó los kilómetros de carreteras un 60% y el tráfico se disparó un 317%.

Más historias que te pueden interesar:


Qué leer a continuación