Su vida de lujo delató al conserje de un colegio metido a narco en Marbella

M. J. Arias
·3  min de lectura

Su alto nivel de vida no era compatible con su trabajo oficial como conserje de un colegio público en Marbella (Málaga) y eso le hizo caer, entre otras cosas, como presunto responsable de una red de tráfico de drogas que operaba en la Costa del Sol y que ha sido desmantelada en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional, según publica Diario Sur.

El detenido como presunto responsable de una red de tráfico de drogas que operaba en la Costa del Sol acudía en Porsche a su puesto como conserje en un colegio, según 'El Españo'. (Foto: Getty Images)
El detenido como presunto responsable de una red de tráfico de drogas que operaba en la Costa del Sol acudía en Porsche a su puesto como conserje en un colegio, según 'El Españo'. (Foto: Getty Images)

El supuesto cabecilla del entramado, identificado por El Español como S.G., es un hombre de 41 años, con dos hijos, conserje en un colegio y fundador de una peña madridista muy conocida en la localidad malagueña. Las sospechas de los agentes comenzaron en marzo del pasado año y fue en noviembre, cuando habían reunido información suficiente, cuando judicializaron la investigación.

El principal sospechoso, que no fue el primero en caer, llevaba una nivel de vida no acorde con sus ingresos oficiales como trabajador de un colegio público. Un puesto al que acudía en un Porsche, comportamiento que da una idea de que no ocultaba sus posesiones de alta gama y riquezas. Además de ese vehículo, ha trascendido que era propietario algunos más también de alta gama, embarcaciones (una similar a un yate) y dos inmuebles. Fuentes de la investigación ha confirmado a los medios citados que estas propiedades estaban a nombre de sus familiares

La investigación apunta a que fue en 2019, cuando comenzó a incrementarse su patrimonio, el momento en el surgió el entramado ilegal. Además del conserje como supuesto responsable máximo han sido detenidas otras seis personas y se han incautado dos kilos de cocaína y más de 10.000 euros en efectivo. Algunos de los detenidos cuentan con antecedentes por tráfico de drogas.

Sobre el modus operandi de la banda, las tareas habían sido repartidas de tal manera que los vehículos en los que hacían los traslados de la mercancía estaban puestos a nombre de terceras personas. La droga se trasladaba a otras ciudades de la Costa del Sol, donde se entregaba a quienes se encargaban de cortarla y comercializarla. 

La primera detención se realizó en marzo, cuando los agentes detuvieron a un hombre con un kilo de cocaína con destino a Roquetas de Mar, en Almería. Lejos de mantener un perfil bajo para no llamar la atención o suspender la actividad un tiempo, los envíos y traslados siguieron produciéndose. Produciéndose poco después una nueva detención y, posteriormente, el resto.

Según publica El Español, lo que hizo sospechar a los agentes de que S.G. podía ser el máximo responsable era el alarde que hacía de sus propiedades, que no escondía y eran incompatibles con un sueldo de conserje. En dicho medio publican también que el detenido ha asegurado "ser un intocable".

EN VÍDEO | Ladrón de autos destruye Porsche 911 durante persecución policial