Porque no todos son iguales, consejos para elegir tu primer vibrador

Porque no todos están hechos igual, debes considerar el material, función y hasta tu seguridad, antes de aventurarte a comprar tu primer vibrador.

Elegir tu primer vibrador requiere que te conozcas como para saber qué tipo de estimulación prefieres. Foto: Getty Images
Elegir tu primer vibrador requiere que te conozcas como para saber qué tipo de estimulación prefieres. Foto: Getty Images

Para qué lo quieres

Existen vibradores para uso individual y de uso compartido con tu pareja. Sin embargo, si es la primera vez que eliges uno, lo mejor sería que fuera de uso individual, como recomienda Vanessa Marin, terapeuta sexual.

Además, es bueno saber qué tipo de estimulación buscas, pues los hay enfocados en el clítoris, en el Punto G o para sensaciones internas. No hay mejores o peores, solo es cuestión de saber qué es lo que te gusta a ti, y para eso hace falta explorarte primero. 

Con esto, Marin recuerda que solo el 30% de las mujeres alcanzarían el orgasmo a través de la penetración, por eso es importante conocerte. 

También te puede interesar: El lado B del orgasmo: no siempre es resultado de un encuentro sexual placentero

Elige el material

La mayoría de los vibradores son de plástico (más sólidos y mejores para el Punto G), de silicón (más sedosos, de uso Premium, darían más placer, y se calentarían más rápido), y de hule (siendo los más flexibles y suaves, y más enfocados para el clítoris).

Los de silicón serían los favoritos, pues además de lo anterior, también transmitirían mejor la vibración, no son porosos, lo que los hace más fáciles de limpiar, y serían más seguros, de acuerdo con la Doctora Holly Richmond, psicóloga y sexóloga certificada.

Ella a su vez recomienda evitar los que se sienten más gelatinosos, pues aunque no son la mayoría de la oferta del mercado, podrían contener ftalatos, un elemento prohibido en juguetes infantiles.

Pero el material que elijas también te hará prestar atención al lubricante, pues no todos van bien con todos los materiales. Por ejemplo, el lubricante de silicón no iría bien con los vibradores de este mismo material, así que revisa las especificaciones.

Fuerza y velocidad

Cada tipo de estimulación requiere de fuerza y velocidades diferentes, por ejemplo el clítoris, que es muy sensible. Un vibrador con diferentes potencias podría ser útil, para que vayas probando.

A su vez es bueno tener clara la diferencia entre los vibradores de baterías, los de carga vía USB y de corriente de pared. Los de batería serían más baratos, pero a la vez más ruidosos y menos potentes. Los de carga USB son cómodos y silenciosos, pero los de pared serían los más potentes y más duraderos, aunque no podrían entrar en contacto con agua.

Conócelos en persona

Si bien hoy en día se pueden comprar muchas cosas en línea, para un primer contacto lo mejor sería ir directamente a una tienda especializada. Sin embargo, no cualquiera sería buena. Existen algunas enfocadas solo en mujeres que podrían ser una opción, pero lo más importante es que sea una enfocada en la educación pues tendrían más productos y te permitirían tocarlos, encenderlos y entender mejor sus funciones, así como vendedores que te pueden guiar.

Elige una tienda donde te sientas cómoda y donde te puedan guiar para responder todas tus dudas. Foto: Getty Images
Elige una tienda donde te sientas cómoda y donde te puedan guiar para responder todas tus dudas. Foto: Getty Images

También te puede interesar: Agendar el sexo puede ser una buena opción

La seguridad primero

La industria de los juguetes sexuales no está regulada, por eso es importante informarte y conocer acerca de los materiales. Evita, por ejemplo, aquellos vibradores con fuertes olores químicos, pues sería más factible que tuvieran ingredientes no seguros o ftalatos.

Debería gustarte

Si eliges un vibrador que no te gusta cómo se ve, seguramente no lo usarás, y no te ayudará a estimularte. Así que es importante que escojas uno con el que te sientas cómoda.

Cómo lo vas a limpiar

Una vez que compres un vibrador, asegúrate de tener contigo todo lo necesario para limpiarlo correctamente. Cada material tiene sus propias especificaciones, y solo así podrás hacer un uso seguro y responsable.

Investiga, investiga, investiga

En los vibradores no hay devoluciones, y muchas veces invertir un poco más en ellos sería mejor, sin embargo, antes de lanzarte a la aventura y comprarlo, asegúrate de haber investigado bien.

Desde materiales, lubricantes y limpieza, también considera las calificaciones de otros usuarios al respecto de ciertos productos. Si bien todos somos distintos, esta información te ayudará a conocer mejor sus pros y contras.

Beneficios de los vibradores

Más allá del placer, un vibrador podría ser útil para mejorar tu relación de pareja, pues te hace más responsable de explorar tu intimidad, pero un estudio de 2016 encontró que serían buenos para mantener la pasión y el deseo en pareja, además de la satisfacción general. Además, mejoraría la comunicación.

Pero hay otros beneficios del uso de vibradores en la salud que descubrió un estudio realizado por la Universidad de Indiana, y que recoge el portal Science Daily, que serían tener una función sexual más positiva y ser más proactivos de nuestra propia salud sexual.

Por ejemplo, se encontró que las mujeres que usan vibradores es más probable que se hayan realizado exámenes ginecológicos y haberse examinado, mientras que en los hombres promovería la práctica de exámenes testiculares.

Además, mejoraría la función sexual (incluyendo la función eréctil), la satisfacción, la función orgásmica y el deseo sexual.

@travesabarros

Qué leer a continuación