Conor McGregor hace llorar al dueño de un gimnasio irlandés al evitar su cierre

Antonio Gil
·3  min de lectura
LAS VEGAS, NEVADA - JANUARY 18: Conor McGregor prepares for his welterweight bout against Donald Cerrone during UFC246 at T-Mobile Arena on January 18, 2020 in Las Vegas, Nevada. (Photo by Steve Marcus/Getty Images)

No son pocas las veces que Conor McGregor ha salido en la prensa por sus problemas con la justicia y algún que otro escándalo extradeportivo. El luchador irlandés de la UFC tiene la misma facilidad para llamar la atención dentro del octógono como fuera y es uno de los personajes más mediáticos del deporte mundial. Eso sí, recientemente hay que romper una lanza a su favor debido a una acción que le sirve para maquillar más de un error. ‘The Notorious’ ha sido el responsable de que uno de los gimnasios de artes marciales mixtas más activos del país no haya tenido que cerrar sus puertas por culpa de la pandemia de coronavirus.

Philip Mulpeter lloró de alegría cuando Conor McGregor le comunicó que no iba a tener que bajar la persiana de su negocio, el SBG Portarlington, filial de SBG Dublín al que pertenece el luchador de la UFC. ‘The Notorious’ se comprometió a pagar de su bolsillo el dinero necesario para que el gimnasio siguiese activo. “Hemos tenido que cerrar tres veces por confinamientos y cada vez que abrimos de nuevo es difícil volver a tener los mismos números. La gente pierde su rutina de entrenamiento y nuestros ingresos bajan”, explicaba Mulpeter tras lo sucedido. “Con cada cierre nos endeudábamos un poco más y no estábamos teniendo ningún tipo de descuento en el alquiler ni nada por el estilo. No nos quedaba más remedio que cerrar para siempre”.

Conor McGregor corrió con las deudas del gimnasio y la noticia hizo que el SBG Portarlington ganase fama y notoriedad, aumentando el número de socios y, por lo tanto sus ingresos. “Sinceramente, no sabía qué decirle a Conor. Le voy a estar agradecido eternamente. Básicamente salvó a esta pequeña comunidad y no puedo expresar con palabras todo lo que ha hecho por nosotros”. El villano convertido en héroe. “Sé que tiene mala fama, pero lo que sucede es que no se nos cuentan estas cosas. Conor hace esto constantemente y no busca gratitud ni nada. No pretende que los medios de prensa hablen de ello, sino mantener vivas las artes marciales mixtas”, declaró el dueño del gimnasio. “Me dijo que estaba haciendo un trabajo increíble y que había creado una comunidad fantástica alrededor del gimnasio. Santa Claus ha venido a vernos antes de tiempo”.

Curiosamente, Conor McGregor protagonizó una situación completamente opuesta hace unos meses, cuando se encontraba con su familia de vacaciones de Italia. ‘The Notorious’ pasó unos días en La Spezia y acudió a un gimnasio local para preguntar si podía utilizar sus instalaciones para entrenar durante una semana. La respuesta del dueño del negocio fue negativa, a lo que el peleador no pudo dar crédito. “Eché un vistazo a los alumnos que estaban inscritos para esos días y vi que no teníamos hueco para él. Tendría que haber mandado a alguien que paga su membresía a casa y tuve que decirle amablemente que no podía ser”, explica Lucca Riccardi, dueño del Round Zero Gym, al medio Città della Spezia.

El discurso cambió al día siguiente, cuando el propietario se puso en contacto con McGregor para comunicarle que las cosas habían cambiado. “Hablé con mis clientes y todos estuvieron de acuerdo en compartir el gimnasio con él. Me dijeron que sería un orgullo recibirle y se cambiaron a una sala más pequeña para que pudiese usar las instalaciones”.

Atrás quedaron, al menos momentáneamente, los episodios más oscuros desde que se convirtió en uno de los deportistas más famosos del mundo. Multas por exceso de velocidad, peleas, visitas a los calabozos, agresiones a fans y ‘simples mortales’, acusaciones de agresiones sexuales… No sería justo recordar sólo estas sombras. Y luces como las de esta buena acción en su Irlanda natal le servirán para allanar el camino hacia su retorno a las MMA el próximo 23 de enero de 2021, cuando se enfrente a Dustin Portier en el UFC 257.

Más historias que te pueden interesar: