Confusión macabra: hicieron un minuto de silencio por un jugador vivo

Foto: AP

Sucedió en la noche del miércoles en el estadio El Campín de la ciudad de Bogotá. El local Independiente Santa Fe recibía la visita de Santos en partido correspondiente al Grupo 2 de la Copa Libertadores de América.

Antes del inicio de las acciones, el árbitro del partido, el argentino Fernando Rapallini a pedido de la organización solicitó un minuto de silencio.

En un principio el homenaje era para Alexandre de Carvalho Kaneco, exdelantero de Santos de la década del 60 que había fallecido el martes.

El locutor del estadio, víctima de una la información que le entregaron, dijo lo siguiente:

“Señoras y señores por favor nos ponemos de pie para ofrecer este minuto de silencio a Ricardo Oliveira, jugador del Santos de Brasil. Paz un su tumba”.

Lo insólito del caso es que ¡Ricardo Oliveira estaba en la cancha, luciendo la 9 del Santos!

“Honestamente no me di cuenta”, señaló el propio muerto-vivo después del partido. “Pasó desapercibido, pero después lo voy a ver”, dijo al finalizar el encuentro en medio de las sonrisas.

Un error macabro. Como se dice en la creencia popular, “le alargaron la vida”…

También te puede interesar:

Del aplauso a la vergüenza: los extremos de una misma historia

A diez años de la maravilla de Messi

Alexis se ganó el corazón de un niño