Confirmado: la vuelta de Roger Federer se posterga y no jugará el Abierto de Australia

LA NACION
·4  min de lectura
En las semifinales de Australia 2020 jugó su último partido: perdió con Novak Djokovic
Fuente: Archivo

Roger Federer se dio de baja del Abierto de Australia, aunque sigue preparándose para regresar a las canchas luego someterse a dos cirugías en la rodilla derecha, indicó su agente a la agencia Associated Press el domingo.

Tony Godsick, representante de Federer y director general de su empresa de management TEAM8, anunció la baja del exnúmero 1 del mundo, e indicó al mismo tiempo que ya está trabajando para armar un calendario de juego en 2021 para el campeón de 20 Grand Slams, que tiene la intención de volver a la gira después del primer gran torneo del año.

"Roger ha decidido no jugar el Abierto de Australia 2021. Ha tenido una fuerte evolución en el último par de meses con su rodilla y capacidad física. Sin embargo, y luego de consultar con su equipo, se decidió que era mejor a largo plazo para él regresar al tenis competitivo después de Australia", detalló Godsick en un comunicado.

Federer fue seis veces campeón del Australian Open
Fuente: Archivo

"Voy a comenzar las conversaciones la semana que viene para ver los torneos que se inician a finales de febrero y entonces empezar a armar un calendario para el resto del año", agregó Godsick.

La preocupación por el estado de salud de Federer recorre dos direcciones. Fundamentalmente porque si bien el equipo del suizo sostiene que la recuperación es buena, su regreso se sigue demorando y para cuando decida volver habrá pasado más de un año desde su último partido. Por otro lado, los organizadores de los torneos saben que sin su figura el impacto económico del certamen es grande. Una realidad que se complica en el contexto de la pandemia y con limitaciones para la asistencia de público, otro ingreso muy importante para el circuito.

El calendario

Si bien la ATP aún no confirmó todavía cómo continuará la gira de torneos posteriores al Abierto de Australia, sí se sabe que a fines de febrero y en los primeros días de marzo se disputarían los torneos de Rotterdam -bajo techo- y Dubai, que surgen como los certámenes en los que podría producirse la vuelta de Federer. Si no es en estos torneos, otra opción es el Masters 1000 de Miami, a mediados de marzo, ya que se canceló Indian Wells, el campeonato de la misma categoría

La baja de Federer se produjo a pesar de que las actividades del cuadro principal del Abierto de Australia se aplazaron tres semanas, debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus, y en vez de disputarse a mediados de enero ahora está programado para comenzar el 8 de febrero próximo en el Melbourne Park.

Federer, que cumplirá 40 años en agosto próximo, continúa los entrenamientos en su casa de vacaciones en Dubai, Emiratos Árabes Unidos. La decisión de retrasar su regreso a las canchas se tomó después de una charla con sus entrenadores Severin Luthi e Ivan Ljubicic, así como el preparador físico Pierre Paganini.

A modo de anticipo, hace dos semanas el suizo había comentado: "Me encantaría estar en Australia. Pero llegaría muy ajustado con la rodilla. No quiero dar el siguiente paso hasta estar totalmente preparado. El verano [europeo], con Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el US Open son mi prioridad". Finalmente, se inclinó por la opción más conservadora con su físico y buscará continuar la puesta a punto para llegar sin dolores.

"Esperaba estar al ciento por ciento en octubre pasado, pero no es lo que sucedió. Teníamos un plan y hemos decidido tomarnos el tiempo que sea necesario en cada fase de la recuperación", agregó Federer, seis veces campeón en Melbourne y donde tiene un impresionante récord de 102 triunfos y 15 caídas. Será la primera ausencia del suizo en la cita australiana desde su primera participación allí, hace dos décadas, en 2000.

Federer ya lleva once meses sin jugar. Su último torneo oficial disputado -el único en el que se presentó en 2020-, fue el Abierto de Australia, en el que llegó a las semifinales. Se despidió el 30 de enero, con la caída frente a Novak Djokovic. Una semana después, le ganó a Rafael Nadal por 6-4, 3-6 y 6-3 en la exhibición Tennis For África, ante unos 51.954 espectadores, en Ciudad del Cabo. Desde entonces, no regresó a los courts.

Pocas semanas después, Federer anunció que se sometía a una cirugía artroscópica en la rodilla derecha y que estaría fuera cuatro meses, con el objetivo de jugar en Wimbledon. Sin embargo, la pandemia obligó a la suspensión de la gira y la cancelación del tradicional torneo en el All England. Luego se sometió a una segunda operación en la misma zona y quedó fuera por el resto de la temporada. El regreso de quien es para muchos el mejor tenista de la historia, todavía se hace esperar.