Se confirma nueva era o triunfa el más grande

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- Cuando Tom Brady decidió partir de los Patriots de Nueva Inglaterra, diversas franquicias estuvieron interesadas en contratarlo para alcanzar el éxito, en específico los Chargers de Los Ángeles y los Colts de Indianapolis.

La organización californiana parecía ser ideal para el veterano, quien es oriundo de ese estado y la vida de Hollywood es atractiva para cualquiera; por ejemplo, LeBron James.

Entre las propuestas estaba la de los Buccaneers de Tampa Bay, una franquicia sin orientación desde que se coronó en el Super Bowl XXXVII, un año después del primer campeonato de Brady con los Pats.

A sus 42 años de vida en ese momento, el pasador determinó que lo mejor era cambiar de conferencia; durante 20 temporadas estuvo en la Americana y, tal vez, lo más saludable era no enfrentar tan pronto a Nueva Inglaterra, al considerar que Bucs y Patriots se encontrarán hasta la próxima campaña.

Tampa está ubicado en Florida, conocido como el estado de retiro para los mayores de edad en Estados Unidos, pero Tom es todo lo contrario, lo último que quiere es decirle adiós a su carrera profesional. El californiano analizó cada oferta y sentenció que lo mejor para él era mudarse al sur de la Nacional y jugar para los Buccaneers. Nueve meses después, repite en un Super Bowl, el décimo en su cuenta personal.

Los rivales son Patrick Mahomes, Andy Reid y los Chiefs de Kansas City, actuales campeones de la NFL y dispuestos a derrocar al máximo ganador de todos los tiempos para fortalecer lo que parece enfilarse a ser una dinastía.

Con la mejor marca en temporada regular (14-2), aunque algunos dirían que no fueron tan dominantes como en 2019, los Chiefs se han convertido en ese equipo siempre acostumbrado a ganar, que rememora a los Patriots de Brady.

El Super Bowl LV reúne al cuatro veces Jugador Más Valioso del Super Bowl, Tom, y al MVP del año pasado, Patrick, en un duelo aéreo —siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan— en el estadio Raymond James, casa de los Bucs, primeros en competir directamente por el trofeo Vince Lombardi en su propia sede.

La NFL aguantó al Covid-19, completó su campaña regular y Playoffs, para que esta noche, ante 22 mil aficionados en el estadio, se celebre el gran juego, sin olvidar los protocolos sanitarios.

Ficha técnica

Kansas City

Los Chiefs aspiran a convertirse en el primer bicampeón desde los Patriots de 2003 y 2004.

Fundación: 1959.

Super Bowls: 2.

Propietario: Familia Hunt.

Gerente: Brett Veach.

Estadio: Arrowhead.

Mascota: Warpaint.

Ficha técnica

Tampa Bay

Regresan al Super Bowl desde que se coronaron por primera vez, tras la temporada 2002.

Fundación: 1976.

Super Bowls: 1.

Propietario: Bryan Glazer.

Gerente: Jason Lichth.

Estadio: Raymond James.

Mascota: Captain Fear.