Concederían el perdón a Renato Ibarra

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 6 (EL UNIVERSAL).- Un testigo, quien prefirió el anonimato, de lo sucedido entre Renato Ibarra y su pareja, Lucely Chalá, adelantó que se le otorgaría el perdón al futbolista del Club América.

Este personaje, cercano al volante ecuatoriano, relató que sí existió una riña entre los familiares, pero que Renato no tocó a Lucely. Además señaló a Ana Karen Chalá, hermana de la antes mencionada, como responsable de la riña.

El testigo comentó que Ibarra invitó a primos y amigos a México, para asistir al partido entre Pumas y América, y que se tenía organizado viajar el fin de semana a Acapulco. Sin embargo, una discusión el jueves por la noche se transformó en una riña, en la que Lucely, con 10 semanas de embarazo, acabó físicamente lastimada.

Ante la presunta negociación para que el futbolista azulcrema quede libre de cargos, el declarante agregó que sería justo porque, al estar presente en el incidente, no vio alguna agresión de Ibarra sobre Chalá.

Según contó, la discusión verbal empezó entre la pareja y fue Ana Karen quien comenzó las agresiones físicas sobre los amigos y familiares de Renato.

Por la noche del jueves, Lucely fue trasladada de emergencia a un hospital al sur de la Ciudad de México y el futbolista ingresó al Ministerio Público. Ambos permanecen en los lugares mencionados. Ibarra ha sido baja del Clausura 2020 por una lesión y fue intervenido quirúrgicamente en la pierna derecha, en enero.



Qué leer a continuación