Del "tiene todo comprado" al pedido de unidad: bienvenido a la política de Boca, Román

Riquelme hizo la jugada que mejor sabe hacer para abrir el juego y dejó a más de uno a contrapierna.
Riquelme hizo la jugada que mejor sabe hacer para abrir el juego y dejó a más de uno a contrapierna.

"Yo creo que va a ganar el que está, con todo lo mal que hizo. Tiene todo comprado" . Pura Química. ESPN . Octubre de 2015. Faltaban 60 días para que se celebren elecciones en Boca y Juan Román Riquelme daba su opinión sobre Daniel Angelici con una impasibilidad sorprendente. "No me quedó claro lo que pensás", fue la respuesta de un atónito Leo Montero, conductor del programa por aquel entonces.

Desde que empezó a circular el rumor sobre la posibilidad de que el ídolo forme parte de la lista de Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi, en las redes sociales se rescató el fragmento de esa lapidaria entrevista como argumento para esgrimir por qué el '10' jamás jugaría para el lado del oficialismo. Para perpetuar la imagen del salvador que llegaría en algún momento para hacerse cargo de una situación institucional en llamas.

Todo sobre las elecciones en Boca

Román siempre usó el secretismo a su favor. Nadie más que él supo nunca qué es lo que iba a hacer o lo que iba a decir. Muchas veces eligió el camino de ensanchar "la grieta". En definitiva, esta dirigencia -o parte de esta dirigencia- fue la que lo "echó" -no le renovó- a fines de 2013. Pero esta vez eligió el mensaje de la unidad. Una posibilidad tan utópica que pocos la imaginaron y que habrá que saber interpretar. Una postura que lo egresa como político.

"Yo no soy oficialista ni opositor. Yo soy bostero", zanjó. La unión casi con el infinto que plantea parece ideal en lo teórico , pero instransitable en la práctica. Hay demasiados proyectos. Demasiadas ideas. Demasiado ego. ¿Cómo se acercarían las partes a la hora de ponerse de acuerdo en una decisión con tantas miradas diferentes? La disidencia también puede funcionar como construcción en una institución en donde hace más de 20 años que prima una postura por sobre las demás.

Pero hay algo que sí logra JRR con sus declaraciones: correrse del foco. Él, guste o no, manifestó públicamente su postura y asistió a los postulantes a trabajar por ella si quieren contar con él. La oposición está toda dividida, con Ameal a la cabeza. "Yo por Beraldi, Santa María y Carreras tengo un aprecio especial", contestó Angelici, quien ya cuenta con otras diez agrupaciones alineadas con Gribaudo.

El pase, entonces, parece tener una dirección. Y si algo siempre tuvo Riquelme fue precisión en el pie.

Qué leer a continuación