Momento colombiano: Seba Pérez, el reemplazante ideal de Gago

Aunque en principio se habló de un simple esguince, resultó más grave y el colombiano será operado este jueves. Por seis meses, estará inactivo.

Sebastián Pérez llegó a Boca en agosto de 2016 y cartel no le faltaba. Figura del Atlético Nacional que después terminó siendo campeón de la Copa Libertadores, el colombiano llegaba por su presente y también por su prometedor futuro: tiene tan solo 23 años. Sin embargo, los meses pasaron y su lugar, lejos de estar adentro de la cancha, siguió siendo el banco.

De los 14 partidos que lleva jugados en estos ocho meses en Argentina, únicamente en cinco ocasiones lo hizo como titular. En los restantes siempre entró como suplente, tanto así que lleva disputados solamente 528 minutos. Muy poco para un futbolista que tiene proyección europea y que después de la pretemporada encima quedó por detrás de su compatriota Wilmar Barrios en la consideración del cuerpo técnico.

Sin embargo, este miércoles se le abrió una puerta. El desgarro de Fernando Gago le permitirá tener la chance como titular para demostrarle a Guillermo Barros Schelotto por qué también puede apostar por él. Es cierto que el ex Deportes Tolima jugó más en este reinicio del campeonato, pero hay dos variantes que le juegan a su favor para ser el reemplazante ideal.

La primera y el principal tiene que ver con sus características: Pérez tiene un estilo muy similar al de Pintita, con un buen primer pase en la salida desde el fondo y pudiendo también cumplir la función defensiva que el '5' lleva adelante barriendo el ancho del campo de juego y metiéndose entre los centrales para cubrir espacios. La segunda es que, cuando el Mellizo probó a Barrios como único volante central, terminó cambiándolo en el entretiempo y jamás volvió a ponerlo en esa posición.

Es el momento del ex Atlético Nacional porque, además, si no juega ahora durante la ausencia de Gago, difícilmente lo haga cuando Guille tenga el plantel al completo. Justo después de que Pekerman decidió no convocarlo para la doble fecha ante Bolivia y Ecuador, vuelve a tener una oportunidad. En caso de que se la den, ¿la podrá aprovechar?