Dejó el colegio a los 15 años para ser profesional en Brunéi y es la precursora del polo femenino

Alejo Miranda
lanacion.com

Pocas calificaciones se definen tan bien con un nombre propio. María Bellande es una pionera. Ella lo acepta con orgullo y sin falsa modestia. "Sí, sin discusión", afirma Mumy. Hace 20 años hacía historia al formar parte del primer cuarteto de mujeres en ganar un título oficial de la Asociación Argentina de Polo y hoy, a los 47 años, es responsable de la explosión que vive el polo femenino en la Argentina.

Entre hoy y el miércoles 8, se convertirá en la primera mujer en jugar el Grand Slam Beach Polo, que desde hace 25 años se realiza en la costa atlántica (ver aparte). Un hecho menor comparado con todo lo que contribuyó al crecimiento del polo de mujeres. "Hay que romper el molde", desafía.

De aquella Copa Comienzo que ganó en mayo de 1999 por El Metejón en compañía de Paola Martínez, Marcela Cerrutti (tía de la reina Máxima) y María Chavanne a ser protagonista del tercer Abierto Argentino Femenino, que se definió en la cancha 2 de Palermo el mismo día del Argentino Abierto absoluto con televisación para todo el mundo, Mumy se abrió camino en un contexto adverso. "Yo estoy desde los inicios. Había un par más de mujeres que ya venían haciendo una huella. Cuando empecé había un solo torneo en el año, en un solo día. En su mayoría las participantes eran hermanas o primas de un jugador. Nos cruzábamos una vez por año y les pedíamos los caballos a nuestros padres. Hoy están todas súper organizadas", cuenta, en la apertura de una charla para la nacion.

-¿Cómo empezaste a jugar?

-Mi papá [Jorge Bellande] jugaba en el Club Hípico Militar San Jorge. Era fanático del polo, llegó a tener 5 goles y fue gerente general de la AAP. Nosotras éramos cinco hermanas, y yo por seguirlo, empecé a jugar con hombres, tenía handicap general y jugaba torneos de hombres. Hasta que esto se hizo mi propia profesión. A los 15 años empecé a viajar, dejé el colegio, me fui a vivir a Brunéi para jugar tres meses con una princesa y me quedé cinco años. En esa época no había mujeres que vivieran de jugar al polo. Cuando volví me metí a la AAP para fomentar el polo femenino. Hoy hay 450 jugadores inscriptas, una subcomisión de polo femenino, handicap femenino, calendario propio. Es impresionante lo que ha crecido.

-¿Qué dificultades atravesaste?

-La Argentina tiene el mejor polo del mundo, los mejores caballos, los mejores jugadores. Faltaba la parte femenina. En Inglaterra estaba súper organizado; en Estados Unidos surgió la mejor jugadora de la historia, Sunny Hale [llegó a 4 de handicap absoluto]. En un país machista, costó. Hasta que nos permitieron desarrollar la parte femenina, lo que faltaba para decir que somos los mejores del mundo en todo. Hoy tenemos la manija y están desarrollándose jugadoras, hay torneos muy importantes acá, hay más sponsors. Que se haya hecho por tercer año el Abierto es súper importante. Necesitábamos ese tipo de competencia para saber que teníamos un producto bueno.

-¿En qué hay machismo?

-En que algunos clubes no aceptaban que jugaran mujeres, en que digan "se ponen re cho... las prácticas" cuando hay mujeres, en que no hay clubes netamente femeninos. En que para jugar un torneo femenino nos den una sola cancha, en que el primer día seco después de lluvia les dan la cancha a los hombres y no a las mujeres, en tener que esperar que el referí termine en la cancha de al lado. Fuimos pidiendo que respetaran esas cosas igual que para los hombres.

-¿Qué les falta?

-Más representación femenina en la AAP. Que haya una presidente mujer en la comisión femenina. Que votemos nosotras quién nos representará. Más participación.

-¿Cómo fue representar a la Argentina?

-La primera vez fue hace muchos años. Fui con Dolores Brané y Fernanda y Alejandrina Rivas a Estados Unidos. El año pasado fui a Inglaterra con Paola Martínez, Lía Salvo y Mia Cambiaso. Perdimos allá y ganamos la revancha en Palermo. Ponerse la camiseta Argentina llena de orgullo. Es como decir "llegué al techo".

-¿Qué esperás del beach polo?

-Me divierten el programa, la época, el escenario, todo... Jugué en la arena una vez en Punta del Este. Es parecido a jugar en la nieve, más allá del clima. Este tipo de torneos es muy positivo para difundir el polo y espero que mi presencia sirva para contagiar a más chicas.

Empieza el circuito playero en Pinamar

Mumy Bellande se convertirá este viernes en la primera mujer en participar del Grand Slam Beach Polo, que desde hace 25 años se desarrolla en la costa argentina. El certamen, con entrada libre y gratuita, consta de tres etapas: hoy en Pinamar (Av. del Mar y Tiburón), pasado mañana en Cariló (Balneario Cozumel) y el miércoles en Valeria del Mar (Balneario La Pérgola), siempre a las 15.30. Hay tres partidos por jornada con dos jugadores por equipo en una cancha de arena de dimensiones reducidas, pelota del tamaño de la de vóleibol y dos chukkers de cinco minutos. Facundo Sola, Francisco Elizalde y Alfredo Bigatti son algunas de las figuras que recientemente participaron en esta competencia.

Qué leer a continuación