El COI insiste en que sigue adelante con Tokio 2020, pero admite que considera "diferentes escenarios"

LA NACION
lanacion.com

WASHINGTON, Estados Unidos (AFP).- El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, dijo que sería "prematuro" posponer los Juegos Olímpicos Tokio 2020, programados para entre el 24 de julio y el 9 de agosto, pero admitió que el organismo está "considerando diferentes escenarios" frente al impacto global de la pandemia del COVID-19. "Para nosotros, un aplazamiento no sería responsable hoy. Sería prematuro entrar en especulaciones y tomar una decisión cuando no tenemos ninguna recomendación de nuestro grupo de trabajo", dijo Bach en una entrevista con el diario The New York Times.

"No sabemos cuál será la situación. Por supuesto, estamos considerando diferentes escenarios, pero estamos en una situación distinta a la de muchas otras organizaciones deportivas y ligas profesionales, en el sentido de que estamos a cuatro meses y medio de los Juegos", declaró el máximo representante del olimpismo.

El COI mantiene su compromiso de celebrar los Juegos pese a que prácticamente todo el deporte mundial de alto nivel está paralizado por la propagación del COVID-19, aunque ha recalcado que actuará en función de lo que disponga su propio grupo de trabajo para este tema y de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El martes pasado, cuando la Eurocopa y la Copa América de fútbol fueron postergadas de 2020 a 2021, el COI había estimado "no necesario tomar decisiones radicales" acerca de Tokio 2020. Pero las especulaciones vienen creciendo después de que la pandemia de coronavirus forzara a paralizar la actividad de países enteros y provocara cierres de fronteras.

Muchos atletas ya han manifestado preocupación, porque las medidas decretadas en sus países les impiden prepararse adecuadamente. Las competencias de clasificación olímpicos están afectadas y todavía no ha sido otorgado un 43% de las plazas para atletas en los Juegos. No obstante, Bach afirmó que la situación es aún demasiado incierta como para tomar una determinación de diferimiento.

"Lo que hace tan única y tan difícil de superar a esta crisis es la incertidumbre. Nadie hoy puede decir cuál serán los acontecimientos de mañana, ni cuáles serán los de dentro de un mes, por no hablar de los de dentro de cuatro meses", argumentó. "Por lo tanto, no sería responsable en modo alguno establecer una fecha o tomar una decisión ahora mismo, que se basaría en la especulación", opinó el alemán.

Atletas criticaron el consejos que dio el COI esta semana de continuar entrenándose "lo mejor que puedan". La garrochista campeona olímpica Katerina Stefanidi acusó a la entidad de "poner en peligro" a los deportistas. En contraposición, Bach expresó a The New York Times que las consideraciones de salud eran "lo primero y más importante" y que "la decisión del COI no estará determinada por ningún interés financiero". "A nosotros, aunque no sabemos cuán largo será este túnel, nos gustaría que la llama olímpica fuera una luz al final del túnel", subrayó el dirigente.

Que, además, descartó dificultades económicas para la institución a la que preside. "El COI no tiene problemas de liquidez", subrayó al ser preguntado sobre la eventualidad de no contar con los pagos por derechos de televisación en julio.

Qué leer a continuación